15 dic. 2009

Un tribunal británico ordenó detener a Livni

La ex ministra de Exteriores israelí canceló su visita a Londres el pasado lunes Un tribunal de Londres emitió el pasado sábado una orden de detención contra la líder de la oposición israelí Tzipi Livni. En un movimiento que se ha convertido en habitual por parte de algunos jueces británicos, la ex ministra de Exteriores está acusada de crímenes de guerra por la invasión de la franja de Gaza el pasado mes de diciembre. Desde hace meses, los políticos israelíes no están a salvo cuando viajan a Londres y esta situación está creando varios encontronazos diplomáticos. Livni tenía previsto viajar este lunes para dar una conferencia en la capital británica en un foro judío. Finalmente canceló su comparecencia. Según el diario The Guardian, el Tribunal suspendió su orden de arresto al comprobarse que no había pisado finalmente suelo británico. El portavoz de la dirigente del partido Kadima en Jerusalén explicó que su decisión de no viajar al Reino Unido estuvo motivada por cuestiones de calendario y no por su temor a ser detenida. La orden de detención ha causado irritación en el ministerio británico de Asuntos Exteriores, según el diario Financial Times. "El Reino Unido está determinado a hacer todo lo posible por fomentar la paz en Oriente Medio y ser un aliado estratégico de Israel", señala un comunicado emitido por el Foreign Office. "Para ello, los políticos israelíes tienen que poder venir al Reino Unido para mantener conversaciones con el Gobierno británico. Estamos estudiando urgentemente las implicaciones de lo ocurrido", agrega el comunicado. Barak se escapó por los pelos Diversos grupos de presión pro derechos humanos llevan tiempo intentando conseguir que los tribunales británicos emitan órdenes de detención contra los políticos israelíes que vienen al Reino Unido. En septiembre, el tribunal de Westminster rechazó una orden de detención contra el ministro de Defensa, Ehud Barak, por su papel en los ataques contra la franja de Gaza a finales del 2008. El motivo del rechazo fue que Barak era en aquel momento un político en viaje oficial, lo que no habría sido el caso de Livni pues su proyectada visita tenía carácter privado. En septiembre de 2005, el general Doron Almog aterrizó en Londres, pero se vio obligado a regresar inmediatamente a su país al enterarse en el último momento de que se había dictado una orden detención contra su persona. El militar había sido acusado de ordenar la destrucción ilegal de 59 hogares palestinos en la Franja de Gaza en 2002. EFE Tomado de Público

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...