31 may. 2011

El movimiento 15-M sigue con actividad en Montevideo



Foto: Fernando Escalante
El colectivo Democracia Real Ya continúa manifestándose en Montevideo en apoyo al movimiento 15-M, surgido en España en protesta por la situación política, económica y social que está atravesando ese país.

Durante el fin de semana, quienes apoyan la iniciativa en Montevideo se reunieron frente a la Embajada y Consulado de España para expresar solidaridad con los manifestantes que fueron desalojados en Barcelona la semana pasada por fuerzas de seguridad.

Los asistentes llevaban consigo claveles blancos en señal de apoyo a las personas que fueron expulsadas de la vía pública en Barcelona.



Tomado: El Espectador.com

30 may. 2011

"Negrín fue un dictador"


Gonzalo Anes, director de la Real Academia de la Historia, en la presentación del diccionario el pasado jueves.-EFE

La obra de la Real Academia de la Historia, que ha costado 6,4 millones de euros de fondos públicos, difunde que Franco montó "un régimen autoritario, pero no totalitario"

Que Juan Negrín fue un personaje difícil de encasillar no lo duda nadie. Odiado por los franquistas y vilipendiado por sus propios compañeros de partido, el político que asumió la presidencia del Gobierno en 1937, en plena Guerra Civil, ha vivido en la sombra de la Historia hasta hace muy poco, cuando la importancia de su figura ha vuelto a ser reivindicada. En cualquier caso, ni los propios franquistas, que lo consideraban un “rojo traidor”, llegaron tan lejos como el nuevo Diccionario Biográfico Español, que directamente lo llama dictador, un término que, como adelantó ayer Público, no emplea en ningún momento para el caudillo Franco.

Refiriéndose a Manuel Azaña, el diccionario dice lo siguiente: “Su situación se agravó durante el Gobierno, prácticamente dictatorial, del socialista Negrín, en coalición con los comunistas, en la última fase de la guerra”. Asimismo, el autor de la entrada, Carlos Seco Serrano (un historiador que ha alabado el trabajo del franquista Pío Moa), añade que Azaña “se vio anulado por la iniciativa revolucionaria de las sindicales obreras armadas; pero se le mantuvo en el poder para que llenase, de cara a Europa, la imagen de un republicanismo democrático que estaba muy lejos de reflejar la auténtica realidad de España en aquellos momentos”. Sin embargo, cuando toca hablar de Franco, se destaca que “montó un régimen autoritario, no totalitario”.

Esta relectura franquista de la Historia reciente de España la ha llevado a cabo la Real Academia de la Historia, institución dirigida por el historiador y economista Gonzalo Anes, Marqués de Castrillón, que ha contado con una financiación de 6,4 millones de euros de las arcas públicas.

El legado de Aznar
Fue José María Aznar, en 1998, quién aprobó esta subvención, gestionada por el Ministerio de Educación y Cultura que encabezaba Esperanza Aguirre. El tratamiento que se concede a Aznar en la obra también presenta importantes deformaciones, ocultando su política de acercamiento de presos etarras durante la tregua de 1998, ignorando su intento de manipulación informativa tras los atentados del 11-M y relacionando la caída de su Gobierno con “el aprovechamiento, desde la oposición socialista, del hundimiento del petrolero Prestige”.

Con la llegada del PSOE al Ejecutivo en 2004, el proyecto no sufrió ninguna modificación. El pasado jueves, la obra se presentó en un acto solemne con la presencia de los reyes y la ministra Ángeles González-Sinde. Gonzalo Anes expresó su agradecimiento a Aznar por financiar el proyecto, llegando a decir que en la Academia “nos sentimos deudores” del expresidente.

Carrillo "aplicó una política de terror revolucionario"Este periódico contactó con el Ministerio de Educación, responsable de la subvención, para preguntarle por un diccionario que, pagado con dinero público, ensalza a Franco, oculta su política de represión y dulcifica su régimen calificándolo de “autoritario, pero no totalitario”. Fuentes de Educación se limitaron a confirmar que su relación con las academias es únicamente administrativa y que estas “son instituciones independientes”, por lo que el Ministerio no debe conocer lo que se hace con la inversión.

El diccionario, una monumental colección de 50 tomos de la que se han presentado 25, también hace una desconcertante revisión de los acontecimientos que desembocaron en la Guerra Civil española, igualando a Largo Caballero, Santiago Carrillo, el PSOE y el PCE a los golpistas que querían dinamitar la II República.

Así, en la entrada dedicada a Carrillo, el texto, escrito por Luis Arranz Notario, dice lo siguiente: “El levantamiento militar del 18 de julio de 1936 proporcionó al largocaballerismo la ocasión de llevar a cabo la prometida liquidación, por vía revolucionaria, de la República del 14 de abril. España conoció durante la segunda mitad de 1936 una revolución de envergadura, sólo comparable a la soviética de 1917. Pero ese proceso no impidió el avance de los militares”.

El Diccionario Biográfico Español entiende que Carrillo “aplicó una política de terror revolucionario que compartieron todas las organizaciones del Frente Popular. […] Coincidió así con los asesinatos de Paracuellos y Torrejón de Ardoz, donde varios miles de personas de toda edad y condición, en gran parte sacadas ilegalmente de las cárceles madrileñas, fueron fusiladas sin más. Carrillo nunca ha asumido su responsabilidad en estas matanzas”.

El otro origen de la guerra
Si usted es de los que piensa que la Guerra Civil española fue provocada por un golpe de estado de unos militares cuyas ínfulas de grandeza les llevaron a destruir España de sur a norte, tendrá que agarrarse a la silla cuando lea lo que dice el diccionario en la entrada del político socialista

El diccionario ensalza sin reparos las políticas neoliberales de José María AznarJulián Besteiro, escrita por Manuel Álvarez Tardío: “Al poco tiempo, en julio, un pronunciamiento militar fallido y el desmoronamiento de la legalidad republicana desembocaron en una guerra civil”. Como quien no quiere la cosa, un golpe de estado se transforma en un pronunciamiento militar y la Guerra Civil ya no la provoca solamente la sublevación militar, sino la endeblez del sistema republicano.

Camino del presente, el diccionario ensalza sin reparos las políticas neoliberales de José María Aznar, a nivel nacional, y Esperanza Aguirre, en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Ambas entradas las escribe Manuel Jesús González González, secretario de Universidades en la época en que Aznar era presidente del Gobierno y Aguirre ministra de Educación. Sobre el primero, dice lo siguiente: “Aznar emprendió, además, un vigoroso proceso de privatización de importantes empresas públicas (Telefónica, Repsol, Enagas, Endesa, Corporación Siderúrgica Integral, Santa Bárbara, Argentaria e Iberia). Mediante tan ambicioso programa de privatizaciones, consiguió [...] que el Gobierno redujera la participación del Estado en Bolsa desde un 10,87 por ciento en 1996 a tan sólo un 0,52 por ciento en el año 2004”.

El panegírico de Aguirre
Manuel Jesús González también califica de vigorosos los “procesos de privatización en materias de recogida de basuras” de Esperanza Aguirre cuando encabezaba la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid. El texto sobre Aguirre es un panegírico en toda regla que alcanza su momento cumbre al mencionar el incidente del helicóptero en Móstoles y el atentado de Bombay que coincidió con su estancia en la ciudad india. “En estos episodios, no pocos observadores vieron, al lado del beneficio de la suerte, una capacidad especial para adoptar decisiones rápidas en situaciones críticas o para adaptarse a lo inesperado”, reza el texto del historiador.

Resulta difícil de comprender que, si lo que se buscaba era aportar una “información necesaria, escueta y objetiva”, como Gonzalo Anes afirma en el prólogo del diccionario, se elija a historiadores que tuvieron estrechos vínculos con los biografiados. Basta decir que Luis Suárez, encargado de la reseña de Franco, preside la Hermandad del Valle de los Caídos y la entrada de Letizia Ortiz la escribió la Casa Real.

Jesús Miguel Marcos / Madrid

Tomado: Público.es
Artículo ralacionado:
"Autoritario, no totalitario"
Los historiadores se alarman ante la hagiografía de Franco
Franco, ese (no tan mal) hombre

Decenas de miles de "indignados" griegos toman las calles contra los políticos


Movimiento de Indignados en Grecia toman la Plaza Sintagma

Decenas de miles de personas, unas 40.000 según la policía de Atenas y el doble según los espacios en redes sociales, han acudido este domingo a la plaza central de Atenas (Sintagma) en la jornada de protestas paneuropeas.

"Todo se ha desarrollado en forma pacifica", ha asegurado un portavoz de la policía de Atenas, mientras, cuatro horas después de la hora de la convocatoria, gente de todas las edades seguía llegando a la plaza.

El canal griego skai.gr transmite las concentraciones en directo desde diversas ciudades y sitúa la asistencia en Atenas en 100.000 personas, mucho más que cuando los sindicatos mayoritarios habían convocado a huelgas generales.

El tráfico ha quedado interrumpido desde temprano y los manifestantes han bajado a las calles con pancartas en las que el lema principal es: "Que se vayan ya", en alusión a los políticos. Es la quinta jornada de protesta citada por las redes sociales en internet en unas 60 ciudades helenas.

En particular, miles de personas se han sumado este domingo a la protesta en Salónica, en el norte de Grecia, en Patras, en la isla de Creta y en otros centros urbanos. "No tenemos futuro. Se lo llevaron los políticos corruptos y las generaciones anteriores insaciables", declaró a Efe Fanny, filóloga de 25 años que está sin trabajo desde hace dos años.

'¡Largo de aquí!'
"Llévense el acuerdo y largo de aquí", se leía en otras pancartas, en contra de los socios de Grecia en la zona del euro y del Fondo Monetario Internacional, que le dieron a Grecia en 2010 un rescate de 110.000 millones de euros a cambio de que el país adopte unas dolorosas medidas de austeridad sin precedentes.

El severo ajuste ha elevado el paro al 16% y no ha sido suficiente para alejar a Grecia de la quiebra, por lo se requieren nuevos recortes y privatizaciones de inmediato. Los "indignados griegos" llaman a sus compañeros del mundo a reaccionar con pancartas en francés y en inglés, al tiempo que han enviado un mensaje de solidaridad al español Movimiento 15-M.

Algunas decenas de personas han acampado en las plazas, y a ellos se han sumado artistas con espectáculos y vendedores ambulantes. El compositor griego de fama mundial Mikis Teodorakis envió un mensaje de apoyo a los indignados del mundo.

El ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantínu, manifestó a última hora de la tarde del domingo que "el programa de privatizaciones y de alquiler de activos del Estado avanza satisfactoriamente" con los supervisores extranjeros, que esperan asegurarse de su implementación para seguir administrando a Grecia ayuda financiera en forma de préstamos.

La declaración escrita tuvo el objetivo de disipar los rumores de quiebra de las últimas horas, que han llevado a los ciudadanos a retirar sus ahorros mediante los cajeros automáticos. Los bancos reaccionaron poniendo guardias extraordinarias para rellenar las cajas que han quedado vacías. Papaconstantínu aseguró que Grecia recibirá un quinto tramo de ayuda externa de 12.000 millones de euros en junio para salvarse de la quiebra.



Fuente: El Mundo.es

Tomado: Rebelión.org
Articulo relacionado:
GRECIA, 30 de Mayo: miles y miles de "NADIES" indignad@s toman las plazas por quinto día por toda Grecia

La policía francesa reprime con gases lacrimógenos a los indignados de París



La policía desaloja a los manifestantes acampados en la plaza de la Bastilla
La policía francesa utilizó este domingo gases lacrimógenos para desalojar a los manifestantes que desde hace varios días se habían concentrado en la parisiense plaza de la Bastilla en solidaridad con los indignados de España, informó la emisora France Info.

Los agentes utilizaron gases lacrimógenos mientras las personas que llevaban concentradas en el lugar desde hace varios días pedían "refuerzos" a través de las redes sociales como twiter.

Según fuentes policiales, hasta un millar de personas se concentraban en el lugar cuando se produjo la intervención de los agentes antidisturbios franceses.

Campamento desmontado por la Policía

Los manifestantes habían instalado tiendas de campaña similares a las que estos días podían verse en la madrileña Puerta del Sol.

El campamento fue desmontado por los agentes en el día en el que más número de personas lograron congregar.

Las manifestaciones de indignados en Francia comenzaron el pasado día 19 y tomaron la plaza de la Bastilla como emblemático lugar de reunión, donde, a imagen de lo que sucedía en España, crearon comisiones para organizarse.



EFE / Paris

Tomado: Público.es
Artículos relacionados:
Los indignados toman la plaza de la Bastilla
Declaración conjunta DRY México, Argentina y Uruguay

29 may. 2011

Cámara de Representantes aprueba proyecto de ley que autoriza la guerra en todo el mundo



En otras noticias de Washington, la Cámara de Representantes, con mayoría republicana, aprobó un proyecto de ley de gastos de defensa con una serie de disposiciones polémicas. De ser sancionado, el proyecto prohibiría que toda persona que no tenga ciudadanía estadounidense y que sea sospechosa de terrorismo vaya a juicio federal, independientemente del lugar en que sea detenida. Asimismo, el proyecto amplía las facultades del Presidente para hacer la guerra en todo el mundo y sin límite de tiempo contra los sospechosos de terrorismo y los países que presuntamente los respalden, aunque no exista conexión con los ataques del 11 de septiembre. Laura Murphy, de la ACLU, criticó el proyecto y dijo: "Una nueva autorización de la guerra en todo el mundo se traducirá en poderes irrestrictos para utilizar el Ejército dentro y fuera del país".

Amy Goodman / Noticias Semanales

Tomado: Democracy Now.org

La indignación española echa raíces en las calles de Buenos Aires


Protesta en Buenos Aires.

Se multiplican las condenas a la carga policial
Cuentan con la simpatía del premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel o de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora. El movimiento 15-M, que aterrizó en diversas partes de América Latina en apoyo a los indignados españoles, ha cobrado en Buenos Aires una fuerza inusual.

Lo que pretendía ser una réplica de Democracia Real Ya (DRY) de la Puerta del Sol de Madrid se ha convertido ahora en una iniciativa dirigida tanto a los españoles como a los argentinos, que han seguido con curiosidad los reclamos provenientes de España y que suelen asociarlos con su famoso "¡Que se vayan todos!", tan coreado cuando explotó la crisis de 2001-2002 en el país.

Con esa vocación universal, DRY-Buenos Aires se puso en contacto con los movimientos de Uruguay, Chile y México para elaborar un manifiesto conjunto en repulsa por la agresión policial contra los acampados catalanes. "Nos resulta inadmisible que ante el derecho ciudadano y democrático del uso del espacio público el pueblo soberano sea desalojado de forma brutal y violenta para limpiar ese mismo espacio", expresaron.

DRY-Buenos Aires se puso en contacto con los movimientos de Uruguay, Chile y México

Animados por la repercusión que el movimiento tiene en los medios locales, ayer se manifestaron frente al Obelisco y para hoy han programado varias actividades culturales en una jornada que comenzará y terminará con un "cacerolazo popular". "¿Por qué estamos aquí?", se plantean en su primer comunicado. Respuesta: "Porque queremos una sociedad nueva que dé prioridad a la vida por encima de los intereses económicos y políticos. Abogamos por un cambio en la sociedad y en la conciencia social".

Ante la Embajada española
Desde hace 11 días, decenas de españoles y argentinos se turnan para acampar frente a la Embajada española, ubicada en uno de los barrios más pudientes de Buenos Aires. En condiciones precarias, todos se organizan para hacer frente a la lluvia y al frío otoñal que no entienden de ideales y entretejen las que serán sus principales reivindicaciones.

"El sistema en el que vivimos no nos representa"

La mayoría son estudiantes de intercambio, descendientes de españoles, jóvenes expulsados por la crisis que llegaron al país en busca de un futuro laboral e incluso argentinos que se han sentido atraídos por los anhelos de un movimiento ilusionado con trascender fronteras.

"El sistema en el que vivimos no nos representa, por tanto cambiarlo debe ser una pretensión universal", razonan. Aunque son conscientes de que no hay portavoces que hablen por el resto, son muchas las aspiraciones que se encuentran dentro del grupo.

Algunos se han acercado a la Federación Argentina de Cooperativas Autogestionadas (FACTA) y otros organizan reuniones con asambleas de barrios para aprender de la experiencia argentina y no permitir que todo el 15-M se desinfle. También han surgido algunas acciones particulares dentro del grupo, como la de impulsar junto a Madres de Plaza de Mayo una causa internacional que planté la necesidad de un referéndum sobre monarquía o república.

Ana Delicado / Corresponsal

Tomado: Público.es

28 may. 2011

El retorno de Zelaya es precondición para el reingreso de Honduras a la OEA


Goodman es la única periodista estadounidense en el avión con Zelaya

Amy Goodman, directora de Democracy Now!, informa desde el avión que llevará de regreso al depuesto Presidente Manuel Zelaya a Honduras
Nueva York, 28 de mayo de 2011.–La galardonada periodista estadounidense y presentadora de Democracy Now!, Amy Goodman, estará informando, este sábado, desde el vuelo que llevrá de regreso a su país al depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya tras los 23 meses de exilio que le siguieron al golpe de Estado en su contra, ocurrido el 28 de junio de 2009. Junto a ella, Democracy Now! en Español hará una cobertura especial del viaje, la llegada y la recepción popular que espera a Zelaya en Tegucigalpa.

Este es el primer golpe de Estado en América Central en el último cuarto de siglo y fue liderado por el general Romeo Vásquez, graduado de la Escuela de las Américas (SOA, por sus siglas en inglés), una institución de entrenamiento militar dirigida por Estados Unidos. Tras el derrocamiento y posterior expulsión del país, el 21 de septiembre de 2009 Manuel Zelaya volvió a Honduras y se refugió en la embajada de Brasil en Tecucigalpa con la esperanza de que una rebelión popular pudiera reestablecerlo en el cargo. Democracy Now! informó acerca de estos acontecimientos desde el interiror de la embajada durante los 129 días en los que Zelaya estuvo forzosamente recluido en este lugar, hasta que abandonó Honduras el 27 de enero de 2010. (Para más información acerca de los informes producidos por Democracy Now! al respecto en video, texto y audio, por favor mirar los links incluidos abajo.)

Amy Goodman, la única periodista estadounidense que viajará junto con Zelaya en su histórico regreso, estará disponible para realizar entrevistas en inglés desde Honduras.

Democracy Now! en Español pubicará a lo largo del fin de semana reportes en español sobre la cobertura.

Está previsto que el ex presidente Zelaya arribe al aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa, Honduras, el sábado 28 de mayo a las 11 AM, hora local.

Entre el sábado 28 mayo y el lunes 31 de mayo, Democracy Now! realizará una completa cobertura sobre el regreso de Manuel Zelaya a Honduras. La cobertura en inglés puede seguirse a través del website de Democracy Now! y de la página Tumblr. La cobertura en español estará disponible en el sitio web de Democracy Now! en Español: http://www.democracynow.org/es

Fotografías en alta resolución y audios en inglés pueden descargarse de la página Tumblr. (CREDITO: DEMOCRACYNOW.ORG)

Democracy Now!: http://www.democracynow.org/honduras
Democracy Now! on Tumblr: http://demnow.tumblr.com/
Democracy Now! en Español: http://www.democracynow.org/es/blog"

SOBRE DEMOCRACY NOW!:

Democracy Now! es un noticiero diario, independiente y global, de una hora de duración conducido por los galardonados periodistas Amy Goodman y Juan González. Democracy Now! se transmite en inglés y en español en más de 900 emisoras de televisión y radio de todo el mundo.

SOBRE AMY GOODMAN:

Amy Goodman es una premiada periodista de investigación, columnista y presentadora de Democracy Now! Goodman fue la primera periodista en recibir el premio Right Livelihood, ampliamente conocido como el "Premio Nobel Alternativo", por "el desarrollo de un modelo innovador de periodismo político de base verdaderamente independiente que hace llegar a millones de personas las voces alternativas que a menudo son excluidas de los medios de comunicación comerciales”. El diario londinense The Independent ha denominado tanto a Amy Goodman como a Democracy Now! "una inspiración"; pulsemedia.org ubica a Goodman en la cima de sus 20 Figuras Principales de Medios Globales. Goodman es autora de cuatro best-sellers del New York Times. Su último libro, Breaking the Sound Barrier (Rompiendo la barrera del silencio), da cuenta del poder del periodismo independiente en la lucha por un mundo mejor.

Tomado: Democracy Now.org/es

Las graves preguntas que plantea el affair Dominique Strauss-Kahn


Molina Dibujos

El arresto y la posterior detención del financiero y político francés Dominique Strauss-Kahn en Nueva York por imputación de delitos sexuales constituye un hecho desconcertante con implicaciones de gran alcance.

El arresto y la posterior detención del financiero y político francés Dominique Strauss-Kahn en Nueva York por imputación de delitos sexuales constituye un hecho desconcertante con implicaciones de gran alcance.

Strauss-Kahn, hasta la fecha en que escribimos estas líneas, es director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), probablemente la institución financiera internacional capitalista más poderosa, y prominente figura del Partido Socialista Francés, una de las agrupaciones políticas con vínculos empresariales más importantes del país. Se esperaba que pronto anunciara su candidatura a la presidencia para los comicios de 2012 y las encuestas nacionales lo situaban por arriba de sus rivales, el presidente en funciones Nicolas Sarkozy y el candidato de la extrema derecha Marine Le Pen del Frente Nacional.

Tanto por su postura de clase, sus privilegios y su imagen social, Strauss-Kahn representa todo aquello a lo que se opone World Socialist Web Site. Sin embargo, también es un ser humano con derechos democráticos, entre ellos el derecho a un juicio conforme a la ley y la presunción de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad. En vista del tratamiento al que ha sido sometido Strauss-Kahn desde su arresto y la cobertura de los hechos por parte de los medios estadounidenses, dicha presunción no existe.

Ni nosotros ni nadie más, aparte del acusado y la parte acusadora (y, quizás, otras partes con intereses que permanecen en el anonimato), sabemos exactamente qué pasó en la suite de Strauss-Kahn en el Hotel Sofitel de Manhattan aquel domingo. La información que conoce el público proviene del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, del abogado de la supuesta víctima y de los medios de comunicación masiva; ninguna puede considerarse una fuente confiable.

Hasta ahora, nadie ha escuchado la versión de Strauss-Kahn. Por el contrario, ha sido sometido a un calculado proceso de humillación y deshumanización, como el aberrante “desfile del perpetrador”, cuyo obvio objetivo es condenar al acusado en el imaginario colectivo incluso antes de que se hayan formulado oficialmente los cargos.

La violación es un delito execrable y toda persona que resulte culpable de haberlo cometido ha de rendir cuentas por ello. No obstante, es un hecho, vergonzoso e innegable, que las acusaciones de conducta sexual inadecuada se han utilizado de manera implacable, y no solo en Estados Unidos, para destruir a personas concretas. El caso que de inmediato viene a la mente es el de Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

El hecho de que las acusaciones de violación y otras modalidades menores de conducta sexual inadecuada hayan cumplido fines políticos no significa que Strauss-Kahn sea víctima de una conspiración. Sin embargo, habría que ser infinitamente crédulos para descartar por completo, antes de una investigación a fondo, la posibilidad de que Strauss-Kahn, una figura cuyas decisiones tienen importantes consecuencias políticas y financieras, haya caído en una trampa tendida con lujo de cuidado.


La vieja pregunta Cui Prodest (¿Quién se beneficia?) debe plantearse al investigar una acusación cuya consecuencia inmediata, independientemente del resultado final del caso, con toda probabilidad será la remoción del cargo al frente del FMI y la destrucción de la carrera política del posible futuro presidente de Francia. ¿A quién favorecería el traslado de Strauss-Kahn a una cárcel estadounidense? Sin duda, este es el tipo de pregunta que formularía el gran novelista francés Alexander Dumas, autor de El Conde de Monte Cristo.

No es el tipo de curiosidad que distingue al consejo editorial del New York Times. De hecho, en un ejemplo más de su afición por el periodismo sensacionalista, ayer el diario publicó no una ni dos, sino tres columnas (de Maureen Dowd, Stephen Clarke y Jim Dwyer) que se deleitan con la humillación de Strauss-Kahn, se refieren a la acusación de violación como si su veracidad no pudiera cuestionarse y de modo provocador incitan la animadversión de sus lectores hacia el acusado. Las tres columnas apelan al desconocimiento del público de las garantías procesales y a sus instintos más primitivos. El grado de inmundicia de los tres textos se evidencia en el título que Clarke eligió para su columna: “Droit du Dirty Old Men” (El derecho de los viejos raboverdes).

De los tres, el peor artículo se debe a la pluma de Maureen Dowd. En el transcurso de su larga estadía en el Times como columnista la autora nos ha regalado un sinfín de ejemplos de obsesiones lascivas (ver sus textos sobre el escándalo Clinton-Lewinsky), degradadas aún más por su incontrolable y subjetivo tono asqueroso.

Recientemente, antes de dirigir su atención al caso de Strauss-Kahn, Dowd celebraba el asesinato fuera de la ley de Osama bin Laden (“una victoria que nos hizo sentir otra vez estadounidenses”). Su columna del 17 de mayo, “Powerful and Primitive” (Poderoso y primitivo) inicia así: “Ella lo deseaba y con ganas. Es lo que desea toda joven viuda trabajadora y temerosa de dios que se rompe el lomo como criada en un hotel de Times Square para mantener a su hija adolescente, justificar su calidad migratoria y aprovechar las oportunidades que brinda Estados Unidos: un viejo sátiro enloquecido, anquilosado y arrugado que arremete desnudo desde el baño contra ella y la arrastra por la habitación al más puro estilo cavernícola”.

¿En qué pruebas se basa este escabroso párrafo? ¿Con qué información cuenta Dowd? ¿Acaso entrevistó a la parte acusadora? ¿Sabe siquiera lo que la supuesta víctima le dijo a la policía? Para esta columnista del Times la presunción de inocencia no existe. Por el contrario, se indigna ante la mínima sugerencia de que Strauss-Kahn podría ser inocente o, aún peor, que se le haya tendido una trampa. Al igual que en todos los casos que han merecido la tinta de Dowd en los que hay imputaciones de conducta sexual inadecuada, la culpabilidad de la persona acusada opera como supuesto básico.

Dowd continúa: “La defensa francesa de Strauss-Kahn aduce absurdas teorías de la conspiración, igualito que los pakistanís cuando hablan de Osama. Incluso hay quienes afirman que fue víctima de una carnada sexual armada por los adláteres de Sarkozy”.

¿Imposible? ¿Por qué sería descabellado creer que Strauss-Kahn tiene poderosos enemigos con los medios para tenderle una trampa o, al menos, aprovechar la oportunidad del escándalo para darle la estocada política? Excluir esa posibilidad no solo es absurdo en términos políticos, sino que cierra por completo una perspectiva crítica de investigación. ¿Es posible imaginar que los investigadores no preguntarían a Strauss-Kahn si había personas interesadas en ponerle una celada y, además, podían hacerlo? ¿O suponer que los investigadores no tienen razón para analizar a las personas asociadas a quien lo acusa?

Para entender la manera en que diversos poderes están aprovechando el escándalo basta con citar la nota de primera plana publicada el miércoles pasado en el Wall Street Journal con el título “Pressure Is Building on Jailed IMF Chief” (Crece la presión contra el director del FMI que se encuentra preso). El artículo señala que el gobierno de Obama ha “enviado contundentes señales de que ya era hora de que el FMI retirara a Dominique Strauss-Kahn del cargo, ya que no puede seguir cumpliendo con las exigencias del puesto”. No cabe duda que el arresto de Strauss-Kahn es, a los ojos del gobierno estadounidense, una oportunidad política.

Según el Wall Street Journal, en sus primeras declaraciones en torno al caso, el Secretario del Tesoro Timothy Geithner “exhortó a un reconocimiento formal del Consejo de que el segundo a bordo del FMI, el estadounidense John Lipsky, al frente del organismo desde el arresto de Strauss-Kahn, seguirá en el cargo como interino”.

Se entiende que la persona que reemplace a Strauss-Kahn tendrá importantes implicaciones de política, y ya ha iniciado una acre lucha entre los gobiernos europeos y el estadounidense en cuanto a la elección de su sucesor. El Wall Street Journal apunta que Europa desea conservar a uno de los suyos en el primer puesto dentro del FMI, pero “Estados Unidos, como principal accionista del organismo, será fundamental en la determinación del resultado”.

Tal vez Maureen Dowd no esté especialmente informada de los muchos intereses cruciales en juego ante el reemplazo de Strauss-Kahn, pero los de arriba en el New York Times no son ingenuos. Es un hecho demostrado que el editor ejecutivo del diario, Bill Keller, coordina la cobertura de asuntos de importancia vital para el gobierno estadounidense. En este caso, las incendiarias columnas de Dowd y otros autores contribuyen a incrementar la presión que busca la renuncia de Strauss-Kahn.

La opinión pública oficial francesa se muestra comprensiblemente consternada tanto por la manera en que se arrestó a Strauss-Kahn como por la decisión de las autoridades estadounidenses de hacerlo desfilar, esposado, ante los paparazzi. Sin embargo, su tribulación solo indica lo poco que los europeos entienden de lo que se ha estado cocinando en Estados Unidos en las últimas décadas.

El periodista y filósofo de derecha Bernard Henry Lévy se queja legítimamente del escandaloso trato prodigado a Strauss-Kahn al afirmar que “lo lanzaron a los lobos” y señalar que “nada permite al mundo entero regodearse ante el espectáculo [...] del hombre esposado, con el rostro ajado tras 30 horas de detención e interrogatorios”.

Sin embargo, las figuras como Lévy, embelesadas por la propaganda del “libre mercado”, se han cegado a las condiciones sociales de ese país: el autor no se ha molestado en advertir que más de 2,2 millones de personas, en su mayoría tratadas con la misma o más crueldad que Strauss-Kahn, se encuentran hoy presas en la pesadilla para los derechos humanos que denominamos Estados Unidos.
La triste realidad es que el carácter despiadado y vengativo del sistema estadounidense “de justicia” únicamente sale a la luz cuando en sus garras cae una persona famosa.

La postura de Dowd y otros seres de su calaña como defensores de los pobres y oprimidos es pura hipocresía. La columnista afirma que en el caso de Strauss-Kahn los estadounidenses “podrán sentirse orgullosos de que se hará justicia, sin importar la riqueza, la clase social o los privilegios [...] Se trata de un episodio inspirador de nuestro país: una camarera puede ser escuchada dignamente mientras denuncia a uno de los hombres más poderosos del mundo”.

Basura. En el día a día, las camareras y el resto de la “ayuda” son invisibles para la clase media alta a la que pertenece Dowd.

Si bien gente como Lévy ha manifestado su preocupación, el establishment francés ha reaccionado con cobardía o, como en el caso de Nicolas Sarkozy, quien ve a un rival posiblemente eliminado, esgrimiendo cálculos políticos de corto plazo.

Sin duda, el miedo y la intimidación atraviesan a Francia (y a Europa) cuando se trata del comportamiento de Estados Unidos y sus operaciones como banda de mafiosos alrededor del globo. Washington exigió (y consiguió) la liberación del asesino de la CIA Raymond Davis de una cárcel pakistaní en marzo. ¿Acaso alguien puede imaginar a una gran figura política estadounidense sometida en París al trato que recibió Strauss-Kahn en Nueva York en total impunidad?

El asunto Strauss-Kahn plantea preguntas de enorme relevancia. El World Socialist Web Site insiste en la presunción de inocencia y otros derechos democráticos fundamentales. No hay razón que justifique el negarle la liberación bajo fianza. Quienes, desde la izquierda, creen absurdamente que la suerte de Strauss-Kahn no amerita la menor atención o debe encomiarse como merecido castigo por su fortuna personal y pecados políticos no entienden nada de garantías individuales en democracia. Además, vale la pena subrayar que las convicciones socialistas no se basan en un espíritu vengativo de miras estrechas.

Ciertamente esperamos que una defensa competente, no acobardada por la tremenda presión para aceptar un arreglo en el que el acusado se declare culpable, se dedique a investigar los hechos. Para las autoridades, sobre todo si están motivadas por objetivos políticos, el asunto ya tiene el tufo de la misión cumplida, entendida ésta como la destrucción de la imagen política de Strauss-Kahn.

Si nos concentramos en los hechos del caso tal como se han informado, hay razones de sobra, hoy más que nunca, para plantearnos preguntas de gran complejidad, más allá de toda duda razonable.

Fuente:


Tomado: Tlaxcala-int.org

Por Manolo y por el placer de jugar


Quiero dedicar este premio a la memoria de Josep Sunyol, el presidente del Barça que en 1936 fue asesinado por los enemigos de la democracia.

Y también quiero rendir homenaje a los deportistas peregrinos, que un año después, en 1937, encarnaron la dignidad, malherida pero viva, de toda España. Me refiero a los jugadores del Barça, que en 1937 recorrieron los Estados Unidos y México, disputando partidos de fútbol en beneficio de la República, y a la selección de jugadores vascos, que hizo lo mismo en varios países europeos.

Los jugadores de Barça, 1937

Por ellos me emociona recibir este premio, por ellos y también por los jugadores del Barça de nuestros días, dignos herederos del Barça de aquellos años: este premio que, por si todo eso fuera poco, lleva el nombre de mi entrañable amigo Manolo Vázquez Montalbán.

- - -

Con él hemos compartido varias pasiones.

Futboleros los dos, y los dos zurdos, zurdos para pensar, creímos que la mejor manera de jugar por la izquierda consistía en reivindicar la libertad de quienes tienen el coraje de jugar por el placer de jugar en un mundo que manda jugar por el deber de ganar. Y en ese camino hemos intentado combatir los prejuicios de mucha gente de derechas, que cree que el pueblo piensa con los pies, y también los prejuicios de muchos compañeros de izquierdas, que creen que el fútbol tiene la culpa de que el pueblo no piense.

- - -

También nos identificamos, Manolo y yo, en el placer de la ironía y la risa franca y todas las formas del humor, en nuestras maneras de decir lo que pensamos y lo que sentimos, en los artículos y en los libros y en las charlas de café. Porque no son dignos de confianza los solemnes caballeros, ni las damas ejemplares, que no son capaces de tomarse el pelo; y ni Manolo ni yo confundimos el aburrimiento con la seriedad, como también ocurre con otros colegas de ideas políticas parecidas a las nuestras.

Y conste que no hablo en tiempo presente por error ni por descuido, sino porque fuentes bien informadas me han asegurado que la muerte no es más que un chiste de mal gusto.

Y otro espacio compartido, muy importante para los dos: la reivindicación de la buena comida como una celebración de la diversidad cultural.

Bien decía Antonio Machado que ahora cualquier necio confunde valor y precio, y aquel ahora del poeta es también nuestro ahora, porque lo mismo ocurre en nuestros días.

La mejor comida no es la más cara y bien lo ha dicho Manolo, que más bien ocurre que la comida más cara no es más que una trampa engañabobos.

Y yo también creo, como él, que el derecho a la autodeterminación de los pueblos incluye el derecho a la autodeterminación de la barriga. Y es más que nunca necesario defender ese derecho, más que nunca, en estos tiempos de obligatoria macdonaldización del mundo, cada vez más desigual en las oportunidades que brinda y cada vez más igualador en las costumbres que impone.


Y hasta aquí llegué. Porque yo sé que cuando bebo demasiado corro el grave riesgo de decir estupideces, y yo quise alzar estas palabras como si fueran copas de vino, un buen vino tinto de por acá, para brindar con Manolo y por Manolo: una manera de beber

por la dignidad humana y por la solidaridad,

por el placer de jugar y la alegría de ver jugar cuando se juega limpiamente,

por la alegría de estar juntos y por el pan y el vino compartidos,

por los soles que cada noche esconde

y por todas las pasiones, a veces dolorosas, que dan rumbo y sentido al viaje humano, al humano andar,

al vent del món.

Palabras del escritor uruguayo al recibir el Premio Internacional de Periodismo Manuel Vázquez Montalbán, otorgado por la Fundación Fútbol Club Barcelona y el Colegio de Periodistas de Catalunya, ayer, en el Palau de la Generalitat de Barcelona.

Fuente: Página 12.com.ar

Tomado: Tlaxcala-int.org

Correa de transmisión


José Sacristán.

Asociado afectivamente a las generaciones que en su madurez vivieron la transición hacia la democracia tanto en España como aquí gracias a un puñado de filmes emblemáticos, José Sacristán (Madrid, 1937) amplió su perfil profesional hasta alcanzar un estatus de "actor todo terreno". Entre esa diversidad de proyectos está el rodaje de El muerto y ser feliz, que concluyó hace pocos días en Argentina (donde lo entrevistamos) y una inminente visita al Teatro Solís el próximo martes.

-El nombre del recital de poesía que darás en Montevideo, “Caminando con Antonio Machado. De los días azules al sol de la infancia”, refiere al verso que fue encontrado en el bolsillo del poeta en el momento de su muerte en su exilio francés.

-No es un recital, es una especie de concierto. Primero lo hicimos con un compositor español, David del Puerto, con mezzo soprano, soprano y voz. Luego surgió la idea de hacerlo diferente, un concierto que intercalara sólo poemas y música y a mí se me ocurrió hacer una especie de dramaturgia, de inventar a partir de lo último que escribió Machado, ese verso “estos días azules y este sol de la infancia”. Partir desde él muerto en Colliure y hacer ese viaje a la inversa que nunca pudo hacer. Aquí lo hago con Facundo Ramírez, lógicamente cambiando la música, que está más próxima a una latitud latinoamericana.

-Has hecho lecturas de poetas del ’98, del ’27 -porque leíste a Alberti y Cernuda en el homenaje a Lorca- y del ’36, para el centenario de Miguel Hernández. Las vidas de todos estos poetas fueron marcadas por la guerra civil, algunos con el exilio, otros con la muerte. Para varias generaciones de españoles que vivieron todo el franquismo, la relación con estos poetas ha sido particularmente intensa.

-Sin género de dudas. A Lorca, a Alberti, a León Felipe, los hemos leído en argentino, si eso cabe. Yo he sido vendedor clandestino de Losada en España cuando Franco y lógicamente estaban prohibidos. Son referentes, sobre todo don Antonio, para mí. Al margen de su calidad inmensa como poetas son referentes vitales. Leerlos en aquellos tiempos, no sólo era disfrutar de lo que habían escrito sino establecer un vínculo formidable con un tiempo de la España que pudo ser y no fue. Mi padre estaba en la cárcel, así que yo soy de los que perdió la guerra. Hablar de estas generaciones, del ’98, el ’27 y con quienes vienen detrás, como Celaya, como José Hierro y Blas de Otero, configura un mosaico de gente que son algo más que grandísimos poetas, son cronistas de su tiempo que a todos nos llegaban no sólo por vía de la cultura, sino que directo en vena.

-Venís del teatro y el cine. ¿Este ir tuyo ahora hacia la poesía tiene que ver con un afán de volver a la palabra libre de otros artificios?

-No me lo planteo como tal. Es más sencillo. Yo tengo una buena voz, no soy un actor del todo detestable y entonces me contratan para hacer unas cosas, entre ellas conciertos con poemas de Machado. Me encanta don Antonio, me chifla la música, he hecho zarzuela, comedia musical y entonces hago esto y luego hago esto otro. Creo que hay que ser un poco más humilde. Yo lo que pretendo con este oficio mío es divertirme. No sé si esto es arte, no sé si esto es cultura. Lo que sí sé es que es un juego maravilloso. No hay otro propósito.

-Entonces que no te vengan con rescates, ni de ponerle de nuevo una voz a unos poemas…

-No, nada de eso. Si esos poemas no están vivos, pues peor para todos nosotros. Es imposible resucitarlos a través de un recital. Convocas a un número pequeño de personas y no pasa nada. Que esto sea consecuencia de una serie de acontecimientos políticos o sociales que permiten que una sociedad sea más sensible a las finanzas o al fútbol que a la poesía… pues qué duda cabe. Si fuera posible modificar algo, entonces yo debería estar avergonzado como hombre de la cultura de que sigamos viviendo en la impunidad, en la ignominia, en la desvergüenza más absolutas. El mundo sigue siendo dirigido por los que manejan las armas y el dinero, por los que manejan las conciencias, que son los hechiceros de la tribu. De la tribu de Jehová, de Yhaveh, de Alá y de la madre que los parió. Ahora, esto que está ocurriendo en estos momentos en Madrid, que salen a decir que los políticos no sirven para nada, a mí me parece peligrosísimo, porque ya sabemos adónde lleva eso. Estábamos hablando de Machado y de lo que dijo de su tiempo. Bueno, pues, “Esa España inferior que ora y embiste/cuando se digna usar la cabeza”, sigue estando. Y sigue estando “La España de charanga y pandereta/cerrado y sacristía”.

–La derecha, que se viene con todo…

-A pasos agigantados. Ya pasó con Felipe González. El PP no ganó las elecciones entonces, las perdió el PSOE. Las perdió por corruptelas, por caer en los mismos vicios, o muy parecidos, de la derecha. Y ahora pasa exactamente igual. Y el pobre de Zapatero se ha encontrado con que han vuelto a crecer los Pirineos, ni más ni menos. Mucha de esta gente que protesta en la Puerta del Sol, de lo que se queja es que no puede pagar la letra del Audi que se compró hace tres años. Te aconsejo un libro de Vicente Verdú que se llama El capitalismo funeral, publicado hace ya dos o tres años, que lo que viene a decir es que lo que está pasando tiene responsables, qué duda cabe, más bien que es muy difícil encontrar inocentes. Centrales sindicales, partidos de izquierda, mucha gente mirando para otro lado, cuando se sabía que esto era la consecuencia de una especulación tras otra, de un fraude tras otro y que un día u otro esto iba a saltar y el peaje lo iban a pagar los de siempre.

-El tema de la izquierda comportándose como la derecha es algo que se está discutiendo ahora mismo en Uruguay, no con el tema económico, que ya ni se discute, sino con las violaciones a los derechos humanos. Hay una ley en vigor que ampara a los militares que torturaron y mataron durante la dictadura. La izquierda, teniendo la oportunidad de derogarla no lo ha hecho. Sin pretender que te pronuncies sobre el caso uruguayo quería preguntarte específicamente sobre el caso español. Porque volviendo a los poetas, en febrero de este año los familiares de Miguel Hernández pidieron que se anulara su sentencia a muerte y el Tribunal Supremo rechazó el recurso.

-Bueno, es que ahí está la Ley de Memoria Histórica todavía colgando y está Garzón procesado por tratar de investigar qué es de los ciento y pico de mil muertos que andan todavía tirados por las cunetas. La imposibilidad de colocar en un terreno de justicia, de restitución del honor y la dignidad a los muertos aquéllos. Y fíjate tú que todo lo que está pasando ahora en la Puerta del Sol aleja todo aquello, aunque a mí no me lo haga olvidar. Pero aunque yo si estuviera en Madrid estaría probablemente en la plaza, resulta una paradoja brutal, porque en la negación de los partidos políticos están coincidiendo con la extrema derecha. Estas manifestaciones, si no tienen una posibilidad de capitalización en lo político, lo más probable es que abran las puertas a los salvadores de la patria. Pero, vamos, que los políticos no bajan de naves espaciales, salen de ese mismo pueblo. Cuando una sociedad genera una clase política determinada, lo primero que tiene que hacer la sociedad es pensar qué coño le pasa. Así que volviendo al principio: ya sé que el recital a Machado no va a hacer que se vendan más libros de Machado. Ya tengo muchos años como para creer eso, pero de todas maneras seguiré recitando a Machado y yendo a la manifestación por Garzón, pero sabiendo cuál es el alcance.

-A pesar de tu larga carrera todavía se te asocia mucho con los papeles que representaste en los años de la transición, los de Solos en la madrugada, de 1978, y Asignatura pendiente, de 1977. ¿Cuál ha sido tu relación con esa imagen icónica que se te ha quedado de alguna manera pegada?

-Yo estoy encantado. Nos pilló en una edad perfecta para hacernos cargo de nuestras vidas y nuestros trabajos y contribuir a apuntalar a la democracia. Eran los días del esplendor en la hierba, al menos en apariencia, porque por debajo… Mira, te recomiendo un libro de Javier Cercas sobre la trama civil del 23-F en España [posiblemente la novela Anatomía de un instante, que analiza el fallido golpe de estado de 1981], que está todavía por descubrirse. Muchos de los que estaban allí en el Congreso estaban de acuerdo con que Tejero lo asaltara. Pero a nosotros aquellas películas nos dieron la oportunidad de contarnos a nosotros mismos. Yo tuve la suerte de ser una correa transmisora, en las películas de Garci, Pedro Olea, Gonzalo Suárez, Eloy de la Iglesia… Ahora, ya lo he dicho muchas veces, sobre el fenómeno de Solos en la madrugada, que me parece una película formidable y me ha abierto las puertas aquí en la Argentina, como diagnóstico político es siniestro. Que el pueblo argentino sea tan sensible a un discurso doméstico, hecho de lugares comunes, con un poco de autoayuda, un poco de Jesucristo, otro poco de Freud, que produzca este efecto, que todavía me dicen “no estamos solos”. Nunca se dice “no estamos solos” en la película…

-Eso lo decía Mario Sapag, un cómico argentino que te imitaba.

-Es políticamente preocupante y lo he hecho saber. Ésta es la crónica de un pobre diablo que trabaja en una emisora de radio y ésa era la intención de Garci y de Sinde. Los que salíamos del franquismo, que ni follábamos, ni teníamos ni puta idea de nuestra relación con los hijos y menos con el vecino de enfrente. Entonces este tipo balbucea, ordena, al final de la película. Yo no quiero vivir de las rentas de algo en lo que no creo y ya no lo digo más porque sé que es inútil. Es que me ha pasado, de estar aquí con argentinos y decirles: oye, este discurso, si quieres lo analizamos. Lo hice una vez en la universidad en el año ’87, lo he hecho en programas de radio, de televisión, en todas partes. Analicemos el sermón este. Es lo de Hombre mirando al sudeste, de Subiela. Ese delirio del ‘adelante que todo irá bien y todo es posible’. Volviendo a don Antonio: “a distinguir me paro, las voces de los ecos”. Esto, el argentino medio todavía no se ha enterado de que hay voces y hay ecos. Vamos a salir a la calle y vamos a ser felices. Si el sistema no está de acuerdo, te van a dar más ostias…

-¿Hubo en vos una decisión deliberada luego de estas dos películas de irte a trabajar con Eloy de la Iglesia, que es un director mucho más radical, que iba con naturalidad del cine de terror a los relatos de marginales?

-Pues no, que yo tenía que vivir, pagar las cuentas, tenía mujer, hijos y un teléfono que sonaba o no sonaba. Yo hasta hace unos años no elegí, simplemente me tomaba la pequeña libertad de rechazar. Pero para poder vivir de esto lo único que podía hacer era mantener la continuidad en el trabajo.

-Sin embargo en los dos papeles siguientes, vos pasás de representar al español medio a personificar a dos personajes homosexuales en Un hombre llamado Flor de Otoño y El diputado (ambas de 1978). Sin embargo no hay ninguna estridencia en esos personajes …

-Todo eso tiene que ver con eso de dar el perfil ni muy alto ni muy bajo, ni muy feo ni muy guapo, ni muy tonto ni muy listo, esa especie de cosa de españolito medio. Pero en ningún caso fue algo hecho de manera planificada.

-Después de algunos años sin hacer cine volvés a una película de director español, Javier Rebollo, rodada en Argentina a lo largo de 6.000 kilómetros. ¿Cómo fue tu experiencia con El muerto y ser feliz?

-Antes de rodar la película de Rebollo he hecho este verano una con David Trueba basada en un hecho real que ocurrió en Madrid en 1987 y que la hemos hecho María Valverde y yo, los dos encerrados en un cuarto de baño toda la película. Luego cuando Javier me hizo llegar esta historia suya me pareció muy singular. Yo había visto sus películas anteriores y me habían gustado mucho y luego trabajar con Lola [Mayo], con tu compatriota Roxana Blanco y además venir a Argentina era un valor añadido y ha sido muy interesante todo el trabajo.

-¿Y cómo ha sido la construcción de Santos, tu personaje? ¿También has aportado al guión?

-Yo le he aportado canciones de publicidad de los años ’50, una copla de Lola Flores que nadie la hubiera cantado como yo, por supuesto. Y alguna idea, que más que aportar fue negarme a someterme a algunas ideas sobre el personaje. Yo creo que mi personaje está clarísimo. Una cosa entre Buster Keaton y Bill Murray, cuanto más quieto mejor.

Alejandra Trelles desde Buenos Aires, Argentina


Tomado: La Diaria.com
Artículo relacionado:
Lenguas afines

27 may. 2011

El peligro nuclear en EEUU es más alto que en Japón, aseguran expertos


El mapa de arriba muestra la ubicación de instalaciones de energía nuclear en EE.UU. gris, y la ubicación de la actividad sísmica en amarillo. Los datos del USGS y el Centro Internacional de Seguridad Nuclear.
Un informe de científicos estadounidenses del Instituto de Estudios Políticos (Institute for Policy Studies, Washington) estima que el peligro nuclear en EEUU es mucho más alto comparado con Japon tras el accidente nuclear de Fukushima.

Estados Unidos tiene casi la cuarta parte de todas las plantas nucleares que están actualmente en funcionamiento en todo el mundo. Es el país con el mayor número de reactores: 104 más uno que está en construcción, según los últimos datos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

“El precio de la vulnerabilidad nuclear de Norteamérica puede ser muy alto”, ha asegurado el autor del ensayo, Robert Alvarez, investigador del Instituto de Estudios Políticos, especialista en política nuclear desde 1975, exfuncionario del Departamento de Energía y consejero en materias de energía del Gobierno de Bill Clinton entre 1993 y 1999.

Según el informe, la concentración más grande de radiactividad en el planeta se concentra en las piscinas de almacenamiento de residuos de combustible usado de las centrales nucleares estadounidenses. Por ejemplo, cada piscina de combustible usado de Fukushima contiene unas 100 toneladas, mientras que cada piscina de EE. UU. contiene entre 500 y 700 toneladas, señaló Alvarez.

Aun así, el 75% del combustible nuclear usado se concentra en las piscinas de almacenamiento de residuos de combustible usado, las que, además, son un blanco para posibles ataques terroristas contra instalaciones nucleares. Un solo incendio en una piscina liberaría cantidades catastróficas de radiactividad, haciendo que entre 44.000 y 56.000 kilómetros cuadrados fueran inhabitables.

El científico informa de que el combustible nuclear usado en EE. UU. representa la mayor concentración de radiactividad en el planeta: 71.000 toneladas. En general, los centrales nucleares con los inventarios más grandes en EE.UU. son los más viejos y con reactores múltiples, que son más peligrosos aun que la planta de Fukushima.

Según la valoración de Alvarez, las dos centrales nucleares con la cantidad más grande de combustible usado es Millstone Point, en la cuidad de Waterford (Conneccticut), donde dos reactores todavía funcionan y uno está inactivo. El otro es el complejo Palo Verde en Wintersburg (Arizona), también la central nuclear más grande de EE. UU. con tres reactores.

El informe recomienda que se extraiga de cada piscina un 75% de las barras usadas de combustible y se almacenen en búnkeres ultragruesos de hormigón capaces de resistir un impacto aéreo.

Según cálculos de los cientificos del Instituto de Estudios Políticos, este esfuerzo llevaría diez años y costaría entre 3.500 millones y 7.000 millones de dólares.

Tomado: CubaDebate.cu
Artículos relacionados:
Jugando con el planeta
Hiroshima: Las fotografías perdidas
Tecnologías humanas y radiactividad natural

Violento desalojo del 15-M en Plaza Catalunya


Indignemonos todos! La dignidad de todos esta agredida!

Los Mossos d'Esquadra desalojan a palos la Plaza de Catalunya



Justifican la intervención por la final de la Champions y por motivos de salubridad y cargan violentamente contra los manifestantes ante la resistencia a irse. A las 13h, los indignados han retomado la plaza tras la retirada policial.PUBLICO.ES Madrid 27/05/2011 07:39 Actualizado: 27/05/2011 13:50

Los Mossos d'Esquadra han desplegado efectivos a partir de las 7h de esta mañana en la barcelonesa Plaza de Catalunya para que los acampados del movimiento 15M abandonen el lugar temporalmente alegando motivos de ‘higiene'.

La plaza donde desde hace días se manifiestan cientos de indignados ha sido invadida por dos helicópteros y decenas de furgones policiales que han rodeado la plaza creando un blindaje, imposibilitando la entrada en la plaza. El motivo de esta actuación es, según la policía, dar cobertura a las brigadas que están limpiando la zona por "motivos de higiene y salubridad".

Brigadas de limpieza irrumpían en la plaza por motivos de "higiene"
Así, los equipos de limpieza han retirando objetos susceptibles de ser utilizados en caso de que se produzcan disturbios mañana tras la final de la Liga de Campeones entre el FC Barcelona y el Manchester United.

Las brigadas de limpieza están desmontando las carpas, carteles y pancartas instaladas en el lugar, además de llevarse algunos objetos personales, como ordenadores, que son introducidos en camiones, acción ante la que los 400 acampados han procedido a protestar por la actuación con gritos como "esto es un desalojo, esto no es limpieza" o "esta es su democracia".

Coincidiendo con la presencia policial, han comenzado a congregarse más personas en las inmediaciones de la Plaza de Catalunya.

Cargas policiales
Después de la llegada de los Mossos a la zona de los acampados, los manifestantes se han sentado pacíficamente en el centro de la plaza, en signo de oposición a la movilidad. Los casi 400 indignados que allí se encontraban han levantado las manos en signo de protesta pacífica, pero poco después el ambiente de tranquilidad ha cambiado por completo.

Los Mossos han cargado con porras y han disparado pelotas de goma, según cuentan algunos de los manifestantes allí presentes. Aunque, la versión del Director General de Policía de Catalunya, Manel Prat, ofrecida en el programa de Antena 3, Espejo Público, ha sido diferente: "las cargas se han producido porque nos están impidiendo que los camiones de la limpieza hagan su labor".

Se ha cargado violentamente contra los manifestantes por su resistencia Prat ha querido justificar la actuación diciendo que "algunos manifestantes se han encargado de boicotear los camiones de la basura al pinchar sus ruedas". Además, ha negado que se hayan lanzado pelotas de goma, matizando que se trataba de salvas (disparos al aire), aunque ha admitido que no ha visto imágenes de lo sucedido pese a que por otra parte dice que le han asegurado desde la plaza que "todo está siendo correcto".

Las imágenes y las grabaciones de las cámaras de televisión muestran lo contrario: policías cargando violentamente con porras contra los manifestantes, personas heridas y visiblemente afectadas por la actuación.

Los equipos sanitarios han atendido esta mañana a 43 heridos leves a raíz de las cargas policiales según informan fuentes del Sistema de Emergencias Médicas. Entre estos figura un mosso d'esquadra. La mayoría presentan contusiones aunque también algunas heridas abiertas. De los 43 heridos, cinco de ellos han sido trasladados al Hospital Clínico de Barcelona.

Movilización en twitter
Las muestras de apoyo y de movilización a través de twitter han sido notorias, llegando a ser la #acampadabcn uno de los trending topics del día. Desde el momento en el que los Mossos hicieron acto de presencia en la plaza, los propios manifestantes, así como otros tuiteros, empezaron a denunciar lo ocurrido y a hacer un llamamiento a todos los que estaban allí para que no se abandonara la plaza, resistiéndose a la intervención policial.

Algunos, además, han mostrado su desconformidad con los motivos de salubridad que han expresado las autoridades, pensando que se trata de una excusa. Otros aceptan que la plaza se tenga que limpiar pero no entienden el por qué del desalojo. Algunos también denuncian que los agentes no llevaran su placa de identificación, pero lo más denunciado ha sido el uso de la fuerza injustificado que se ha empleado para proceder al desalojo.

"No es un desalojo, sino una operación de limpieza" "No se trata de un desalojo"
El Director General de Policía de Catalunya ha querido aclarar en el programa que conduce Susanna Griso, que en ningún caso se trataba de un desalojo, sino de "una operación de limpieza para devolver a la plaza su higiene".

Prat ha subrayado que ha sido una decisión que se ha tomado conjuntamente entre el Ayuntament de Barcelona y la Consellería de Interior de la Generalitat de Catalunya y ha añadido que, "quieren tener el mínimo de riesgos para que la gente vaya a celebrar la Champions y para los propios manifestantes de la plaza".

En cuanto a la confiscación de objetos personales que se encontraban en plaza por parte de la policía, Prat ha confirmado estos hechos, pero ha añadido que han sido todos etiquetados y que podrán ser recuperados por sus propietarios, aunque no ha explicado cómo ni cuando.

Manel Prat ha asegurado que los furgones policiales abandonaran la plaza en el momento en el que acaban las labores de limpieza. Esto se ha producido sobre las 12.30h de la mañana, cuando se han retirado después de desmontar el campamento y llevarse el material que consideraban potencialmente peligroso.

Prat asegura que tras los trabajos de limpieza se permitirá de nuevo el acceso a las personas que quieran seguir concentradas en la plaza.

Por otra parte, el centenar de acampados en la plaza Ricard Viñes de Lleida también han sido desalojados esta mañana, invadidos por los presencia de los agentes policiales y las brigadas de limpieza. Dos personas han sido detenidas durante la operación.


Esta tarde, a las 19h, hay una convocatoria impulsada por los 'indignados' en la misma Plaza Catalunya. Se ha pedido a los manifestantes que traigan flores en respuesta pacífica ante la brutalidad policial.

Además, 500 estudiantes han cortado a las 13h del mediodía la avenida Diagonal de Barcelona a la altura de Palau Reial contra la entrada policial en la acampada de los 'indignados' de plaza Cataluña.




Tomado: Público.es

Desalojo de Plaza Catalunya


Desalojo de Plaza Catalunya en Barcelona
Excusas pueden haber muchas. Razones de limpieza u otras. Pero si solo se, de que la violencia de las fuerzas policiales eran brutales e injustificadas.
Violencia que para muchos de nosotros no nos es deconocida. Estos jóvenes y otros ya no tan jóvenes, solo manifiestan en forma pacifica su malestar ante un sistema que los coloca al margen de la sociedad.

Un solo ciudadano sin techo.

Un solo ciudadano sin derecho a la seguridad social, salud, educación.

Un solo ciudadano sin un salario , una pensión digna, es un acto violento.

Sin derecho a una cultura real, no basura, es violencia.

Este sistema es la violencia en si  misma contra la humanidad toda.
Estos ciudadanos, en un acto de alta civilidad, tomando responsabilidad y posición ante un gobierno que  niega todas las posibilidades,  que se compromete con la mas obscura reacción, con el FMI, y que cumple como dice la misma Merkel con los "deberes", tiene el sagrado derecho a la Indignación!

Este sistema se ha llevado por delante lo que ha costado un siglo y medio, por lo menos, de lucha. La clase trabajadora, estudiantes y mujeres, han ofrendado sus vidas y sus mejores esfuerzos, para crear un mundo mejor.

Este sistema los ha borrado y sepultado de una plumada.

Ha llegado el momento de decir Basta, de Indignarnos por encima de fronteras.

Por eso desde este blog, mi Solidaridad toda con ellos!

No será fácil, pero no imposible. La unidad es vital.

Por eso, unidos y adelante!

Muchos mayores seguimos este movimiento con respeto, esperanza, alegría y solidaridad!


                                                                      Gloria


26 may. 2011

“Shakespeare es el más actual de los escritores internacionales”



Skármeta ganó recientemente el IV Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casamérica
El autor de Los días del arcoíris sostiene que “el proceso de la brutalidad dictatorial, de la represión, está formulado en Macbeth”. Su flamante novela refleja el clima del plebiscito de 1988, cuando el triunfo del “No” representó el epílogo de la dictadura de Pinochet.
Un trip sentimental. Esa es la práctica que consuma Antonio Skármeta cada vez que regresa a Buenos Aires. Como un andariego que pasea por los escenarios naturales de su infancia, el tour incluye escalas en la casa de la calle Mendoza, donde vivió con sus padres entre 1949 y 1951; la escuela pública del barrio, la Casto Munita; la estación de tren y las barrancas de Belgrano, paisaje de sus travesuras infantiles. “Si voy al mediodía, entro a la confitería de la estación parar comer buena pizza”, cuenta el escritor chileno mientras desayuna en un hotel de Recoleta y lamenta que en esta ocasión no pudo cumplir su trip sentimental. La agenda de entrevistas por el IV Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta-Casamérica, que el escritor ganó con Los días del arcoíris, no es apta para enfermos cardíacos ni autores noctámbulos. A las nueve de la mañana, pincha el jamón con indisimulada rabia, lo enrosca frenéticamente alrededor del tenedor y en un santiamén lo mastica como si fuera lo último que comerá en esta jornada agitada. “Yo me bajo del avión en Ezeiza, siento el aroma de esta ciudad y sucumbo a una atmósfera de fascinación. No lo puedo negar: tengo una sintonía, una química con esta ciudad, fuera de todo límite”, admite el escritor a Página/12.

Skármeta reconoce que Buenos Aires se agiganta en la retina de su memoria. No le importa el tamaño de esa desmesura endulzada por lo afectivo. “Como no vivo en esta ciudad y no estoy pendiente de los problemas y tensiones que puede haber en la vida cotidiana, la idealizo bastante. La vida de barrio es una institución de este país: tú eres de la pandilla del barrio, donde se produce algo muy bonito, muy entrañable, que llamo la ‘socialización de mi intimidad’. Eso me marcó mucho en mi vida, en mi afán de comunicar y sentirme con los otros. Y me viene de mi experiencia en el barrio de Belgrano”. Apenas queda algo de café cuando subraya enfáticamente que el Martín Fierro se lo sabe de memoria. Acá, en esta ciudad, aunque en otro barrio, casi 60 años después, recita: “No hallé ni rastro de rancho:/ ¡sólo estaba la tapera!/ ¡Por cristo si aquello era/ pa enlutar el corazón!/ ¡yo juré en esa ocasión/ ser más malo que una fiera!”. Hace una pausa como si midiera el impacto de esos versos y exclama:

–Mira lo que dice ahora: “Quién no sentirá lo mesmo/ cuando ansí padece tanto/ Puedo asigurar que el llanto/ como una mujer largué: ¡ay, mi Dios: si me quedé/ más triste que jueves santo!”.

–Si lo dejo se recita todo el libro...

(Se ríe.) –Siento mucha simpatía por el protagonista; hasta en sus momentos más bruscos, hay una calidad de las imágenes y de la expresión notables. Cuando enseñé literatura, lo leí con una mirada crítica, pero me sigue gustando muchísimo. Está lleno de dichos sabios...

De la editorial Planeta le avisan que en unos segundos tendrá una breve entrevista radial. Antes de que le pasen el teléfono, el escritor chileno, por esas peripecias antojadizas de las palabras, se acuerda de otro “sabio”. Cuando se exilió en Berlín, en 1973, tenía la sensación de que estaba a punto de perder el equilibrio. “El médico me miró y me dijo: ‘Hijo, usted está angustiado, yo no tengo nada que hacer...’ Y me mandó a un terapeuta.” Su voz se va alejando; espera que lo saluden del programa y comiencen las preguntas. En Los días del arcoíris se aproxima a un momento que no vivió porque aún estaba en Alemania. La novela refleja el clima del plebiscito de 1988. El triunfo del “No” representó el epílogo de la dictadura de Augusto Pinochet. Narrada desde la perspectiva de Nico, un joven estudiante que presencia el secuestro de su padre, profesor de filosofía, durante una clase, y desde un narrador en tercera que alterna y acompaña al resto de los personajes –especialmente al publicista Adrián Bettini, que orquesta la campaña por el “No”–, la novela reconstruye, en el ring de la ficción, la efervescencia previa a la derrota de la dictadura.

Pese al rechazo “pasivo” hacia la dictadura, muchos creían que Pinochet cometería fraude. A esa conjetura había que sumarle el factor “desánimo”, hábito a la dictadura, desesperanza confundida con tedio y toneladas de escepticismo que impedían configurar un horizonte de libertad. Lejos de ser neutralizado, el abono del miedo fertilizaba por goteo. El terrorismo de Estado sumaba sin cesar nuevas víctimas. El publicista de la novela tiene que convencer a través del “No” de que lo que está en juego es la dignidad de un pueblo. Un momento casi “surrealista” estalla cuando aparece en escena Raúl Alarcón, alias Florcita Motuda, con una canción para la campaña. Sobre la música de Danubio azul de Johann Strauss, ante la mirada estupefacta del publicista, canta: “Se empieza a escuchar el ‘No’, el ‘No’/ en todo el paí, ‘No’, ‘no’/ cantan los de allá, ‘No’, ‘no’/ también los de acá, ‘No’, ‘no’...”. El personaje y la canción existen; no son invenciones de Skármeta. Basta con revolver en esa especie de baúl de objetos milagrosos que es YouTube y entregarse a la escucha de esta melodía pegajosa que pronto se convirtió en un hit (ver aparte).

“Shakespeare es el más actual de los escritores internacionales”, afirma Skármeta, ya liberado de la entrevista radial, ahora picoteando las sobras del desayuno. “Cuando lo lees, entiendes lo que es un clásico por la penetración que tiene en la esencia de las conductas, en la psicología de los seres humanos. Todo el proceso de la brutalidad dictatorial, de la represión, está formulado en Macbeth; el dolor de los hijos perdidos es una de las fuerzas que late en Los días del arcoíris –compara–. Lo notable de Shakespeare es que siendo un autor trágico también es un comediante brillante. Por muy dura que sea la experiencia que narra, hay un gusto por buscar imágenes histriónicas que iluminen lo que quiere decir.”

–En su novela, ¿Shakespeare aparece como un modo de resistir al pinochetismo, que secuestra al padre del protagonista, o como una válvula de escape para poder seguir viviendo?

–Válvula de escape, no. En el personaje de Nico proyecto algo que pasó en mi vida, en un tiempo bastante feliz, durante mi adolescencia, cuando tuve un profesor de inglés, Roberto Parada, que además era actor; un actor voluminoso que tenía un tremendo vozarrón y no ahorraba histrionismo. Fue profesor de inglés en el colegio público, donde hice la secundaria. A él está dedicada la novela. Le tengo mucho afecto por la brillante y generosa actuación que tuvo haciendo de Pablo Neruda en mi película Ardiente paciencia, que es anterior a Il Postino; una película de bajo presupuesto que se filmó en Portugal como si fuera en Chile. Y por último, hay un episodio en la vida de Roberto Parada muy trágico: su hijo, que estaba activo en la investigación por la violación de los derechos humanos durante la dictadura de Pinochet, fue secuestrado y asesinado. Lo cual le causó un dolor inmenso.

–Entonces, en ese contexto previo al plebiscito, Shakespeare permitía resistir.

–Sí; hay un episodio significativo en Los días del arcoíris. Un profesor es asesinado y en el colegio se realiza la ceremonia fúnebre. Nico recita un texto de Shakespeare, unos versos de Julio César, el discurso de Marco Antonio. Y Marco Antonio dice que si fuera Brutus, si pudiera hablar, si tuviera la lengua de un orador, en ese mismo momento clamaría y haría que hasta las mismas piedras de Roma se levantaran en rebelión. Nico lo dice en inglés y sabe que nadie entiende. Pero agrega que mejor no lo traduce, porque si lo hace lo meten preso. La novela va matizando estas sombras y las combina con la luz del camino hacia la libertad.

–La campaña del “No” y los textos de las canciones que están en su novela suenan muy verosímiles. ¿Se parecen a cómo fue en verdad esa campaña?

–Sí, aunque debo aclarar que Los días del arcoíris es una novela; por lo tanto es una ficción. Pero los elementos tomados de la vida real son numerosos, a pesar de algunas deformaciones que hice porque quería expresar una ambigüedad muy dolorosa que hubo en esos años. Se hablaba de la democratización de Chile bajo la conducción del dictador y se comenzaban a abrir espacios de libertad; pero al mismo tiempo la represión seguía siendo tan intensa y brutal como cuando Pinochet dio el golpe. A 15 años de ocurridos los acontecimientos, había un terrorismo de Estado sistemático. En la campaña del “No”, para entusiasmar a los chilenos, para que perdieran el miedo y votaran contra el dictador, hubo actos imaginativos propios del surrealismo. Hay un personaje que se llama Florcita Motuda, que participó en la presentación de mi novela, que inventó un vals basado en Danubio azul de Strauss, con una letra muy sencilla. Esta canción prendió en la gente joven; fue un hit al cual se le atribuye el poder de haber contribuido a cambiar la historia.

Otra de las canciones/himno de la campaña del “No” decía: “vamos a decir que no/ oh, oh, oh”. “Ese ‘oh’, ‘oh’, ‘oh’, ese timbrecito, marcó todo el carácter de una visión de futuro –plantea Skármeta–. Era una propuesta de alegría, una incitación a salir del estancamiento anímico, a ejercitar esa imaginación que logró desplazar a Pinochet y abrir el camino a la democracia. Esto prueba, a mi modo de ver, que la unión de los artistas con la gente tiene el poder de provocar cambios libertarios”.

–¿Gracias a los artistas y publicistas ganó el “No”?

–Sí, los artistas encontraron el lenguaje. Muchos chilenos tenían un “No” pasivo en sus corazones. Cuando se abrió la perspectiva de un plebiscito, el dictador pensó que no iba a perder. Algo de razón tenía porque más de un 40 por ciento votó que “Sí” a la continuidad de Pinochet. La derecha siempre ha tenido una fuerte presencia; pero ese poema que fue la campaña del “No” tuvo el mérito de que les mostró a los indecisos, que habían sentido el dolor de su pueblo, pero que temían la perspectiva de un futuro sin Pinochet, que la alternativa era entre la dictadura y la libertad. Los artistas y los publicistas encontraron el lenguaje adecuado y el humor tuvo mucho que ver...

–Bettini, el publicista que en su novela está a cargo de esa campaña, ¿existió?

–Bettini es un combo de los muchos publicistas que estuvieron muy activos. ¿Sabes lo que pasó en Chile, que explica el carácter poético que tuvo esa campaña?

–No-

–Yo hice un montaje de diez minutos de la campaña; lo muestro para que la gente vea cuánta poesía, gracia y drama había. Después del golpe, mucha gente democrática fue desplazada de sus trabajos y se fue al exilio. Otros talentos que se quedaron, siendo muchos de ellos de izquierda, entraron a trabajar en empresas publicitarias para sobrevivir. El golpe trajo aparejado la venta del país; la publicidad reinó sin tapujos. Y estos publicistas con alma de artista mantuvieron su corazón con la democracia. En el momento en que fueron convocados para trabajar por el “No”, utilizaron su talento artístico y las técnicas que habían aprendido en la práctica publicitaria para revertir el desánimo. Y esto resultó mortal para la dictadura.

–Un personaje siniestro de Los días del arcoíris es el ministro del Interior, que pronto se prueba el ropaje de la democracia para adaptarse a los nuevos tiempos. En un diálogo hacia el final de la novela, niega la posibilidad de que lo puedan meter preso a Pinochet y dice: “A mi general no me lo tocan ni con el pétalo de una dama”. ¿Persiste esta añoranza por Pinochet como la que expresa este personaje?

–La totalidad de las instituciones y las personas que pertenecen al mundo de la derecha, empresarios y familias de raigambre aristocrática o seudoaristocrática, están muy sinceramente reintegrados en las reglas democráticas y aprecian la democracia como un bien superior. Hay una minoría de escasa significación política que siente añoranza por Pinochet, con un discurso muy duro que suele reprimir; pero a veces con una copa de más sueltan algunas impertinencias. Acá se le escapó una impertinencia a un embajador (Miguel Otero), el año pasado, cuando dijo que la mayoría de los chilenos no habían sufrido la dictadura. Pero esta minoría, afortunadamente, no es influyente en el país.

Silvina Friera

Tomado: Página 12.com.ar

Carta Abierta a mis conocidos y amigos.


Quién puede olvidar Liber Arce y su sepelio

Lo sucedido en los últimos días con la fracasada anulación de la ley de caducidad ha conmovido a los ciudadanos uruguayos. La actuación del Frente Amplio y el gobierno nacional nos ha dejado perplejos, indignados, doloridos. Como una expresión de ello, publicamos esta carta.
De las pocas cosas que, de a ratos, he sabido hacer más o menos bien, ha sido pararme ante una clase y tratar de despertar el pensamiento con mis palabras. No otra cosa pretendo hoy.
Nunca busque el que se repitiera lo que decía, sino que lo usaran como materia prima, como barro primordial, para modelar su propio pensamiento. Hoy ya colgué la túnica. No tengo un aula donde expresarme y muchas veces sólo me queda pelearme conmigo mismo, reprochándome errores y deudas contraídas con mi propia alma. Quizás sea por ello que me pongo a escribir esto. Sin otra pretensión de que transmitir lo que siento en este instante.

Ayer, 20 de mayo. unas cien mil personas marcharon por “18”. Fueron pocas o muchas, no importa. Eran ejemplo de buenos orientales venidos de todos lados a salvar la patria, como escribiera Idea.
Mientras se discutía el fin de la impunidad, hubo muchos que optaron legítimamente por concentrarse en el partido y abonar: eso no tiene nada que ver conmigo o no entiendo nada o un simple, ya me tienen harto con eso.
Nunca he querido una sociedad de unanimidades, creo que es la muerte de la persona. También puede ser que alguna gota vasca que me anda en las venas me dicte estas palabras que ahora escribo.
Recordemos que en el éxodo no fue de todo un pueblo siguiendo los pasos de Artigas. Hubo algunos que optaron por refugiarse en Montevideo y otros que se fueron a las comodidades que les ofrecía Buenos Aires. No todos fueron tras el general, no todos aceptaron el sacrificio del Ayuí.
Tras lo acontecido en la Cámara de Diputados, muchos se sintieron nuevamente derrotados. No es para menos, nos pegaron de nuevo. Pero como decía Zitarrosa “no hay cosa más sin apuro que un pueblo haciendo su historia” Y la historia “crece desde el pié”, se hace juntando fuerzas para entre todos torcer el rumbo.
Los gringos allá por comienzos de los 80, establecieron que el futuro se jugaba en la cabeza de la gente, quien consiguiera dominar la memoria, si se conseguía manipularla, entonces sería posible extender el dominio. Y la verdad amigos nos están ganando.
Una vez le pregunté a un amigo judío por qué ellos insistían tanto con el holocausto, por qué año tras año recordaban esa tragedia. La respuesta fue simple y directa, es que la barbarie todavía andaba suelta y puede repetirse si nos gana el olvido, me contestó. Como dijera Brech la perra que parió esos monstruos, sigue aún en permanente celo.
El pueblo judío, no olvida. Han estado y estarán año tras año, persiguiendo a los asesinos y llevándolos a juicio siempre que han podido. Ese es un ejemplo.
Hoy los sobrevivientes de los campos son una inmensa minoría. Los que tienen marcada en su piel y alma las experiencias atroces de aquel período, cada vez son menos. Pero han conseguido afirmar la memoria. La han hecho carne en las nuevas generaciones.
Creo que ahí está nuestra falla. No se trata de hacer un monolito en un remoto lugar de Montevideo. Vamos a transformar cada muro en un monolito recordatorio. ¿Por qué, por ejemplo no colocar un cartel luminoso bien grande en Rivera y Soca, que diga simplemente junto a su foto, de acá se llevaron al maestro Julio Castro, dónde está? Que se vea bien y nadie se haga el ignorante o le chancho rengo.
Está bien escribir libros que pocos leen, pero debemos ir más lejos, no se trata tampoco de hablar cada tanto o incluir algo en un discurso o en el cuplé de una murga, para despertar el aplauso fácil.
No son suficientes estas heroicas viejas que buscan huesos, como insensiblemente las calificara nuestro presidente en otra de sus incontinencias verbales habituales. Incontinencia que no la va a usar para pedirles perdón.
Por favor Sr Mujica Cordano, no entierre al “Pepe”. Es muy probable que usted jamás se entere de lo que acá digo. Su tiempo está muy ocupado con videos de supuestos militares revanchistas y esto son “cosas menores” de un perfecto desconocido para usted. Pero si por casualidad lo lee, si de pronto “Manuela” se lo apunta, piense un segundo y reconozca que metió la pata hasta el cuadril, como se dice en campaña. Por otra parte la Batalla de Las Piedras la ganó no el ejército, sino el pueblo reunido y armado como me enseñó Agustín Beraza el historiador y profesor.
No se trata de cultivar el odio. Creo el norte está en conseguir que la historia se haga memoria colectiva y esa será nuestra tarea. No en esperar a que estemos todos muertos y que la paz de los cementerios se instale.
Hagamos una cosa bien simple, que nada nos va a costar: que circulen por la red la historia junto al rostro de cada una de las víctimas. Todos tenemos un trocito, hagamos algo grande juntando cada uno de ellos en un gran relato. En forma sencilla narremos el horror, sin pudor y sin adjetivos agregados, la verdad pura y descarnada. Empapelemos como ayer las calles con las caras y la historia de los desaparecidos y cuando los arranquen coloquémoslos de nuevo. Que cada centímetro de nuestras calles en cada pueblo, en cada vereda, tenga un pedazo de historia.
Volvamos a organizarnos como ayer más allá de nuestras banderas particulares. Dejando de lado los intereses menores y los vanguardismos y el fortalecimiento de los “aparatos”, vamos a encontrarnos como uruguayos. ¿Qué esto es utópico? Puede ser pero vale la pena intentarlo.
La impunidad significó y significa un quiebre en nuestra ética colectiva. Hoy pedimos firmas para encarcelar menores y mientras tanto defendemos torturadores. Porque torturar cuando se defiende el capital está bien, delinquir como estrategia de supervivencia está mal. No aceptemos ni una cosa ni la otra. Quien delinque, pase el tiempo que pase, sea quien sea que afronte sus consecuencias. Los uniformes se idearon para identificar no para esconderse dentro de ellos.
A recomponer la moral ya, porque si ella se pierde definitivamente no estamos lejos de bajar a Artigas y poner a Tinelli sobre el caballo. No faltará quien establezca por ley que la vida pasa por un bailar por un sueño. Porque nuestros gurises no tendrán futuro y aceptarán de buen grado ser cosas.
A muchos les molestará esto que he escrito dejando correr simplemente los dedos sobre el teclado sin intentar siquiera corregir. He optado por dejar que las palabras fluyan directas del corazón.
Si comparten una mínima parte de lo que he expresado háganlo circular entre sus conocidos. Recordemos que la maldad triunfa cuando los buenos no hacen nada contra ella.

Con afecto, dolor y compromiso

Douglas Ifrán (apenas un exmaestro)

Tomado: Qué Hacer.com.uy
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...