31 mar. 2011

De Ronald Reagan en 1986 a Barack Obama en 2011


La guerra contra Libia y la política exterior de EE.UU.

De Reagan a Obama: Esta cuidadosa compilación de Rick Rozoff revela la hipocresía de la política exterior de EE.UU. así como la continuidad de sus designios imperiales:

Ronald Reagan (RR) 14 de abril de 1986

Barack Obama (BO) 28 de marzo de 2011

RR:

A las 7 de la tarde, hora del este, fuerzas aéreas y navales de EE.UU. lanzaron una serie de ataques contra cuarteles, instalaciones terroristas y recursos militares que apoyaban las actividades subversivas de Muamar Gadafi.

BO:

Enfrentados a la… brutal represión y a la inminente crisis humanitaria, ordené barcos de guerra al Mediterráneo… No estaba en el interés nacional que permitiéramos que eso sucediera. Me negué a permitir que eso sucediera. Y así, hace nueve días, autoricé la acción militar…

RR:

Hace varias semanas en Nueva Orleans, advertí al coronel Gadafi de que responsabilizaríamos a su régimen…

BO:

Hace diez días, después de tratar de acabar con la violencia sin utilizar la fuerza, la comunidad internacional ofreció a Gadafi una última posibilidad de terminar su campaña de asesinato, o enfrentarse las consecuencias.

RR:

El coronel Gadafi no es solo un enemigo de EE.UU. Su historial de subversión y agresión contra los Estados vecinos en África está bien documentado y es bien conocido. Ordenó el asesinato de otros libios en innumerables países.

BO:

Durante más de cuatro décadas, el pueblo libio ha sido gobernado por un tirano, Muamar Gadafi. Ha negado libertad a su pueblo, explotado su riqueza, asesinado a oponentes dentro y fuera del país y ha aterrorizado a gente inocente en todo el mundo, incluidos los estadounidenses que fueron asesinados por agentes libios.

RR:

Hoy hemos hecho lo que teníamos que hacer. Si fuera necesario, lo haríamos de nuevo.

BO:

Por lo tanto, para los que dudaron de nuestra capacidad para realizar esta operación, quiero ser claro: EE.UU. ha hecho lo que dijimos que haríamos.

RR:

A nuestros amigos y aliados en Europa que cooperaron en nuestra misión de hoy, solo les diría que cuentan con la permanente gratitud del pueblo estadounidense.

BO:

En este esfuerzo, EE.UU. no ha actuado solo… Nuestra alianza más efectiva, la OTAN, ha tomado el comando para la imposición del embargo de armas y de la zona de exclusión aérea.

RR:

La autodefensa no sólo es nuestro derecho, es nuestro deber. Es el propósito tras la misión emprendida esta noche.

BO:

Cuando nuestros intereses y valores están en juego, tenemos la responsabilidad de actuar. Es lo que sucedió en Libia durante estas últimas seis semanas… Hemos dejado claro que nunca dudaré en utilizar a nuestras fuerzas armadas rápida, decidida y unilateralmente cuando sea necesario para defender a nuestro pueblo, nuestra patria, nuestros aliados y nuestros intereses esenciales.

RR:

No me hago ilusiones de que la acción de esta noche vaya a poner punto final al reino de terror de Gadafi. Pero esta misión, por violenta que haya sido, podrá acercar un mundo más seguro y protegido para hombres y mujeres decentes. Perseveraremos.

BO:

Eso no quiere decir que nuestro trabajo esté completo… Gadafi no ha renunciado todavía al poder, y mientras no lo haga Libia seguirá siendo peligrosa.

RR:

Esta noche saludo la pericia y el profesionalismo de los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas que realizaron esta misión. Es un honor ser vuestro Comandante en Jefe.

BO:

Quiero comenzar rindiendo tributo a nuestros hombres y mujeres en uniforme quienes, una vez más, han actuado con coraje, profesionalismo y patriotismo. Han actuado con increíble rapidez y fuerza.



RR:

Nosotros, estadounidenses, tardamos en enfurecernos. Siempre buscamos caminos pacíficos antes de recurrir al uso de la fuerza, y lo hicimos. Probamos la diplomacia silenciosa, la condena pública, sanciones económicas, y demostraciones de fuerza militar. Nada tuvo éxito. A pesar de nuestras repetidas advertencias, Gadafi continuó con su temeraria política de intimidación…

BO:

Durante generaciones, EE.UU. ha jugado un papel singular como apoyo de la seguridad global y propugnador de la libertad humana. Conscientes de los riesgos y costes de la acción militar, somos naturalmente renuentes a utilizar la fuerza para solucionar los numerosos desafíos del mundo. Pero cuando nuestros intereses y valores están en juego, tenemos la responsabilidad de actuar.

Rick Rozoff vive en Chicago, Illinois. Lleva más de cuarenta años comprometido en diversas tareas y actividades contra la guerra y la intervención militar. Es el director de Stop NATO International.

Fuente:
Rick Rozoff / Global Research
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Tomado: Rebelión.org

Lo dice el FMI: Va a ser muy caro comer



“El elevado costo de la comida llegó para quedarse. El mundo quizá deba acostumbrarse a alimentos caros, aseguró el Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Esto lo estamos viviendo en todas partes y no necesitamos que nos lo repitan. Pero el FMI no echa puntada sin hilo, ¿saben cuáles son las causas, según el conocido organismo? Los ingresos que están mejorando en los países empobrecidos. El análisis que hace el FMI es impresionante por su grosería; dice: “La tendencia alcista puede deberse sobre todo a que los consumidores en los países en desarrollo se están enriqueciendo y cambiando su dieta: recurren más a alimentos de alto contenido proteínico”.

Lo que está reclamando el organismo internacional es que, los países pobres, deben seguir siendo pobres y mal alimentados. De ese modo, los cereales, los lácteos, la carne y los aceites volverán a tener los precios anteriores, para que, en los países enriquecidos, coman bien pagando menos. De hecho, han comenzado a echarnos la culpa de la crisis que está viviendo el mundo, por el derroche en aquellos países del primer mundo.

No hay una sola mención a las razones por las que, en ese mundo de ensueños, no se cultiva comida. Es que, como todos sabemos, gran parte del maíz, ahora de la caña de azúcar y plantas oleaginosas, se usan para producir biocombustibles, en un fallido intento por bajar los altos precios de los hidrocarburos. Según los datos que se conocen, alrededor del 15% de la producción mundial de maíz se dedica a destilar etanol, que se mezcla con gasolina para los motorizados. Ya sabremos, en poco tiempo más, cuánto de girasol, colza, almendra, soya y caña de azúcar se siembra con el mismo propósito. ¡Por supuesto que, así, se reduce la oferta de alimentos!

Seguramente, siguen diciendo los analistas del FMI, las revueltas que están ocurriendo en el norte de África y el Medio Oriente comenzaron como protestas por estas alzas. ¡Pues claro que sí! Pero el FMI habla con absoluta serenidad, como si nada tuviese que ver con las manipulaciones de los países enriquecidos, para cargar la crisis mundial sobre las espaldas de los pueblos árabes y sobre las nuestras también.

Pero el FMI no se queda corto. Arremete también contra los precios de los hidrocarburos, añadiendo que los combustibles se utilizan en todo el proceso, desde la siembra hasta la distribución de alimentos. ¡Bajen los precios de los hidrocarburos, coman poco y paguen menos a sus trabajadores!, esa es la fórmula que no la dice pero resulta del análisis que hace el Fondo Monetario Internacional.

Durante mucho tiempo, los mensajes, consejos y hasta instrucciones de los organismos internacionales, fueron cumplidos estrictamente en nuestros países. En los últimos años la situación ha cambiado. Varios gobiernos de este continente han comenzado nuevas estrategias y están batallando contra las claras intenciones de hacernos pagar las consecuencias de esta crisis.

En Bolivia están pendientes las tareas para hacer frente a esta situación: alcanzar la soberanía alimentaria. Indudablemente que es una tarea de largo alcance, pero debemos poner en marcha una política que siente las bases para lograr ese objetivo en el curso de esta década.

Esa política tiene que ver con la definición de los espacios en el territorio nacional. Tierras con mejores condiciones para los cultivos y, en esta categoría, qué tipo de cultivos en cuáles áreas. Tierras adecuadas para la ganadería vacuna, ovina, de camélidos y otras. Tierras, finalmente, resguardadas para desarrollar la forestación, todo lo cual es nuestra riqueza renovable. Se menciona entre 16 y 20 millones de hectáreas cultivables, de las que estarían produciendo sólo 2 a 4 millones. Se dice que hay más de 30 millones de hectáreas con vocación ganadera y se añade que otras 15 a 18 millones de hectáreas son forestales. Son algo más de 60 millones de hectáreas de tierras aptas para una explotación renovable; 60 millones que equivalen a 600 mil kilómetros cuadrados; seguramente que los 400 mil restantes corresponden a las altas montañas, los ríos, los lagos y pantanales. Pero nadie conoce, en realidad, las cifras exactas y precisamos tener ese conocimiento para desarrollar una política agropecuaria nacional.

Esa política, de principio, requiere la vertebración del país. Caminos, caminos y nuevos caminos. Carreteras pavimentadas de la red nacional y las redes departamentales, caminos de ripio y tierra entre los pueblos, caminos de avanzada en los territorios que ni siquiera conocemos y sólo hemos visto desde el aire.

Aunque, ciertamente, ya se ha comenzado a producir trigo, que es el cereal que nos exige el mayor esfuerzo de importación y tenemos que alcanzar alrededor de 350 mil hectáreas sembradas de trigo, para cubrir la demanda actual de este alimento. Pero, a la vez, debemos desarrollar la cultura de consumo de nuestros propios cereales: maíz, quinua, cañahua, amaranto. Podemos cubrir nuestras necesidades en menos tiempo si combinamos el consumo de todos estos cereales.

La producción de aceite comestible es otra tarea que debe encararse con decisión. La diversidad de aceites que podemos producir, incluso el de oliva, sustituirían otro alto costo de importación alimenticia.

En cuanto a la ganadería, debemos desarrollarla, poniendo atención a los problemas que se presentan en el oriente y el norte del país cuando, las crecidas de los ríos, inundan extensiones inmensas de esos territorios. El agua debe ser una riqueza que nos permita vivir bien y no ser un factor de empobrecimiento de esas tierras y de sus habitantes.

Por supuesto, como todos esperamos, una nueva ley de distribución de la tierra debe estar en la base de esta política que conduzca a la soberanía alimentaria.

El Fondo Monetario Internacional no sabe y no quiere saber de estas soluciones. Por eso, precisamente, esas son las soluciones que debemos asumir como reto de todos nosotros.

Antonio Peredo Leigue

Tomado: Argenpress.info

Violencia Institucional Contra la Niñez Mapuche en Chile. Audiencia ante la CIDH


Menor mapuche herido por la policía del estado chileno 

Violencia Institucional Contra la Niñez Mapuche en Chile. Presentacion hecha ante la Comision Interamericana de Derechos Humanos por la violencia institucional en contra de la niñez mapuche en Chile.      
Violencia Institucional Contra la Niñez Mapuche en Chile.

Audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el 141 Periodo de Sesiones

25 de Marzo de 2011

Buenas tardes Presidenta e ilustres comisionados.

Agradecemos a la Comisión por concedernos esta audiencia.

Mi nombre es Carlos Muñoz Reyes y soy vocero de la Red de ONGs de Infancia y Juventud de Chile.

Me acompañan en esta audiencia Ana Cortez Salas, coordinadora del Proyecto Pichikeche de Fundación ANIDE.

Lorenzo Morales Cortés, abogado asesor Fundación ANIDE.

Georgina Villalta, del Comité coordinador de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Recurrimos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos:

1) Para poner en su conocimiento la grave situación de violencia que las instituciones del Estado chileno ejercen hacia niños, niñas y adolescentes mapuche perteneciente a comunidades movilizadas en protesta social por la recuperación de sus tierras ancestrales.

2) Solicitar el arbitrio de las medidas necesarias a fin de que el Estado chileno adecue el régimen legal a las pautas básicas establecidas por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos;

El esquema de esta presentación es:

I. Planteamiento de la situación de la violencia institucional en contra de la niñez mapuche.

II. Casos de violencia institucional, ambos puntos expuestos por Ana Cortez Salas.

III. Vulneraciones de derecho ejercida por el Estado de Chile hacia la niñez mapuche: la aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, y Ley Antiterrorista a personas menores de 18 años, expuestas por Lorenzo Morales Cortés.

IV. Peticiones al Estado de Chile y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, expuestas por quien habla.

I. Planteamiento de la situación de violencia institucional contra la niñez mapuche

En Chile, se ha mantenido una política de represión y criminalización de las demandas sociales del pueblo mapuche, reflejadas en la militarización de las zonas de mayor conflicto territorial, persecución judicial de sus dirigentes y autoridades tradicionales.

La violencia institucional ejercida por el Estado en las comunidades mapuche está afectando directamente a los niños y las niñas mapuche, repercutiendo en su vida cotidiana, en su desarrollo y en su integridad física y psicológica.

II. Casos de violencia institucional ejercida por el Estado de Chile hacia la niñez mapuche:

Las comunidades mapuche de las Regiones del Bío Bío, la Araucanía, los Ríos y los Lagos se encuentran desde el año 2001 en el centro de un conflicto con el Estado chileno por su reconocimiento étnico, sus tierras ancestrales y por la deuda histórica con el pueblo mapuche.

Los niños y niñas señalan con claridad una trayectoria de violencia institucional que se inicia con la vivencia de allanamientos masivos en sus comunidades, siendo uno de los elementos más graves la acción policial violenta y desproporcionada que actúa sin protocolos y ajena a procedimientos que garanticen el respeto y la protección de la niñez y adolescencia, conforme a los compromisos nacionales e internacionales suscritos por el Estado de Chile.

Múltiples informes y declaraciones de instituciones públicas, privadas y organizaciones no gubernamentales, han constatado que los procedimientos policiales no garantizan ni resguardan la integridad de los niños, las niñas ni adolescentes en sus contextos comunitarios ni escolares. Por el contrario, éstos son objeto de violencia desmedida y acciones policíacas no reguladas ni enmarcadas en el debido proceso.

Pese a que Fundación ANIDE y la RED de ONGs de Infancia y Juventud de Chile, manejan una base de datos que supera los 130 casos documentados, sólo se presentan en el presente informe una sistematización de una cincuentena de casos, que datan desde el 2001 a la fecha.

Estos casos presentados han sido motivo de querellas y recursos de protección, medidas cautelares solicitadas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, motivo de informes de derechos humanos de diferentes organismos, sujeto de reportajes de medios de comunicación, respaldados con documentación oficial de carácter clínico.

Una de las razones por las cuales no se presenta la totalidad de casos, es el temor a represalias del estado chileno a la presentación de una denuncia pública.

Por otra parte, está la falta de confianza y de credibilidad en el sistema de administración de justicia que tienen las comunidades mapuche en conflicto con el Estado.

Por último, declaramos que no existen estudios cuantitativos de los casos de violaciones a los derechos de los niños y niñas mapuche, perpetrados por el Estado chileno, y que estas violaciones a sus derechos han sido invisibilizadas.

A continuación, se enumeran los siguientes casos presentados en el informe.

1. Homicidio de una persona menor de 18 años, Alex Lemun Saavedra el año 2002, en el marco de una protesta social por recuperación de tierras.

2. Heridas productos de balines en diferentes partes del cuerpo a niños y niñas, como por ejemplo el caso de un bebé de 9 meses de edad de la comunidad Juan Catrilaf II, octubre del 2009.

3. Asfixias por bombas lacrimógenas en casa habitación y recinto escolar, como por ejemplo el allanamiento a la comunidad tradicional de Temucuicui, en octubre del 2009.

4. Encañonamiento y golpes con armas de fuego, y patadas como el caso de las comunidades Pascual Coña y Venancio Ñeguey, agosto del 2009.

5. Tortura y tratos inhumanos durante la detención como por ejemplo los casos de tres jóvenes menores de 18 años, imputados por Ley Antiterrorista, entre el año 2008 – 2009.

6. Rapto, amenaza de muerte por inmersión, tratos degradantes, como el caso de un niño de 14 años de la comunidad de Rofúe, octubre del 2009.

7. Interrogatorios ilegales en establecimientos educacionales, como el caso de la Escuela Blanco Lepín Rewe Kimun, de la comuna de Lautaro, octubre del 2010.

8. Discriminación racial y violencia psicológica de corte racista, como el caso de un niño de 15 años, de la comunidad de Temucuicui, febrero del 2008.

9. Detenciones arbitrarias, como el caso del niño de 16 años, de la comunidad Autónoma de Temucuicui, diciembre del 2008.

10. Interrogatorios que no respetan el debido proceso, como por ejemplo el caso de una niña de 5 años de edad detenida e interrogada en el sector de Yeupeko, diciembre del 2006.

11. Detenciones sin aviso a los padres y madres ni información sobre su paradero, como el caso de un niño de 17 años, primer imputado por Ley Antiterrorista.

12. Hostigamiento y amenazas durante los horarios de clases y en los recintos escolares, como el ocurrido en la Escuela Chihuahue, en julio del 2006.

13. Amenazas de muerte, como el caso de un niño de 8 años ocurrido en febrero del 2009.

14. Registro de huellas digitales y pruebas para registro de ADN a niños y niñas sin consentimiento de los padres y madres, como el caso de los 14 niños y niñas detenidos en el Liceo de Ercilla, julio del 2009.

Todos estos casos ilustran una política del Estado de Chile que vulnera los derechos de los niños y niñas mapuche.

Adicionalmente, no existe una política pública adecuada y con pertinencia cultural que repare los daños a la salud mental de niños, niñas y sus familias producto de la violencia institucional de las fuerzas policiales. Lo que indica que no ha habido respuesta del Estado en materia de protección especial.

III. Vulneraciones de derecho ejercida por el Estado de Chile hacia la niñez mapuche: la aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, y Ley Antiterrorista.

La Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (Ley 20.084) tuvo como objetivo adecuar la legislación interna a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, y a las pautas mínimas requeridas para la administración de justicia a personas menores de 18 años.

Sin embargo, en los casos que detalla el Informe se puede constatar que en su aplicación se hace caso omiso de este principio, aplicándose:

1. Técnicas de inteligencia policial

2. Interrogatorios ilegales

3. Ofrecimiento para ser “colaborador” a cambio de una recompensa monetaria

4. Extracción de sangre de personas menores de 18 años sin la presencia ni la anuencia del tutor, ni menos de su abogado defensor.

A modo de ejemplo de la deficiente aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, presentamos el caso del adolescente mapuche L.Q.P de 17 años de edad, de la comunidad Chequenco, que el 20 de octubre del año 2009 fue herido por Carabineros con 176 perdigones en el cuerpo, resultando con una lesión de ocho centímetros en su pantorrilla izquierda, teniendo como consecuencia una discapacidad grave.

Dos meses después, mientras se encontraba en recuperación médica, fue detenido por Policía de Investigaciones de Chile en la ciudad de Santiago, donde se había trasladado para recibir ayuda médica. En ese lugar, y debido a su grave condición de salud, sufrió un paro cardiorrespiratorio, siendo trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico de la Universidad Católica.

Fue imputado por los delitos de homicidio frustrado contra Carabineros de Chile, incendio intencional, robo con intimidación y porte ilegal de armas. Posteriormente, fue trasladado hasta un centro de detención con medida cautelar de Internación Provisoria por seis meses,siendo finalmente absuelto en dos juicios orales entre junio y septiembre del 2010.

Sobre la aplicación a personas menores de 18 años mapuche de la Ley 18.314 (ref.20.467) que determina conductas terroristas.

Desde el año 2008, esta ley ha sido invocada en 5 casos de personas menores de 18 años mapuche.

El año 2010 tuvo lugar una prolongada huelga de hambre de 34 comuneros mapuche, en la cual participaron dos personas imputadas por supuestos delitos terroristas que habrían cometido a los 17 años. Al finalizar la huelga, se acordó modificar la Ley Antiterrorista en varios puntos, entre ellos para excluir a las personas menores de 18 años de su aplicación.

Sin embargo, a pesar de esta reforma, el Ministerio Público ha insistido en la invocación de esta Ley en casos de personas menores de 18 años.

Por otra parte, el Servicio Nacional de Menores llegó a un acuerdo con uno de los jóvenes en huelga de hambre que estaba bajo su responsabilidad y custodia, para generar la puesta en marcha de un observatorio de infancia, y la creación de una defensoría de infancia, acuerdos que hasta la fecha no han tenido cumplimiento.

A modo de ejemplo, presentamos el caso de L.M.C. de 17 años, de la comunidad Cacique José Guiñón, imputado por homicidio frustrado terrorista, incendio y asociación ilícita terrorista. El joven fue detenido cuando se encontraba en la sala de clases del Liceo Técnico Profesional Pailahueque, por personal de civil, no identificado.

Fue interrogado ilegalmente, y sometido a apremios ilegítimos.

El joven permaneció 9 meses en reclusión, y se encuentra actualmente con arresto domiciliario parcial desde el día 11 de febrero del presente año.

IV. Tomando en cuenta los hechos expuestos en el contexto de violencia hacia la niñez mapuche, las peticiones

A.- Al Estado de Chile son:

Peticiones de cambios normativos internos e institucionalidad.

- Que el Estado diseñe y aplique protocolos explícitos que regulen el uso de la fuerza de las policías en los procedimientos que involucren a niños, niñas y adolescentes, y que estos sean coherentes con los principios de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y otros tratados internacionales.

- Que Chile de cumplimiento a la aplicación efectiva del Protocolo Facultativo contra la Tortura, y otros tratos crueles, degradantes e inhumanos, creando la instancia nacional de prevención.

- Que se proponga con suma urgencia, desde el poder legislativo y con respaldo del ejecutivo, una moción parlamentaria de total exclusión de la aplicación de la Ley Antiterrorista (Ley 18.314, ref.20.467) a personas menores de 18 años en cualquier etapa del proceso judicial.

- Que el Estado genere, en conjunto con la sociedad civil, y con la participación activa de los niños y las niñas, una Ley de Protección Integral de Derechos de la Niñez que se ajuste a los principios de la Convención Internacional de Derechos del Niño.

- Que se creen mecanismos de protección y asistencia expedita a los niños y niñas víctimas de violencia institucional y vulneración de derechos;

- Que el Estado cree la figura del Defensor Autónomo de la Niñez, para contar con un sistema integral de protección a la niñez.

Peticiones de políticas públicas:

- Que el Estado de cumplimiento a cabalidad a los acuerdos suscritos por el Servicio Nacional de Menores (SENAME) con los jóvenes imputados por Ley Antiterrorista siendo personas menores de 18 años.

- Que el Estado genere espacios de participación de la sociedad civil y la niñez para el diseño de una política de protección integral.

- Que se generen instancias obligatorias de capacitación en enfoque de derechos de la niñez para todos los funcionarios públicos, incluidos jueces, fiscales, defensores públicos, personal de la salud, trabajadores del área de educación, las fuerzas armadas, de seguridad pública, incluidas sus Fuerzas Especiales, las Agencias de Inteligencia, y otras.

Aprovechando este espacio en el cual se encuentran representantes del Estado

Chileno junto a la Comisión,

Es oportuno presentar algunas de las peticiones hechas por los adultos, los niños y las

niñas de las comunidades mapuche Cacique José Guiñón y Mateo Ñirripil, que ellos

identifican como causales de la violencia institucional de Estado.

- Que se restituyan las Tierras Ancestrales usurpadas.

- Que se termine con la aplicación de la Ley Antiterrorista al pueblo mapuche, y que se libere a los presos políticos mapuche.

- Que se retiren a las Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de sus comunidades;

IV. Para finalizar nuestra presentación, las instituciones solicitantes y las comunidades mapuche, solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos:

- Que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos formule recomendaciones al Estado de Chile para la adopción de medidas urgentes que pongan fin a la violencia institucional descrita en este informe; y haga un seguimiento a sus recomendaciones al Estado de Chile, en conjunto con los peticionarios de esta audiencia.

En la Red Elena Urrutia | ANIDE

Tomado: Kaos en la Red.net

La rentabilidad por encima de la vida de los mineros chilenos


Es un escándalo.
Un informe parlamentario determina la abrumadora responsabilidad de los dueños de la mina de San José.

Ya hace cinco meses desde que, delante de las cámaras del mundo entero, los 33 mineros de Atacama -bloqueados bajo tierra durante sesenta y nueve días – fueron rescatados, sanos y salvos, de las entrañas de la mina San José. Hoy, los verdaderos responsables de esta espantosa tragedia han sido finalmente señalados con el dedo. Pero en medio del silencio mediático más absoluto. La comisión parlamentaria encargada de investigar el accidente que dio origen al calvario de los trabajadores sepultados emitió su informe a principios de marzo. La conclusiones son irrefutables. Se apostó por la rentabilidad por encima de la vida de los mineros. La responsabilidad de los propietarios de la mina, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, quedó establecida, así como la del Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin), órgano público que debe en teoría regular el sector minero.

“El derrumbe ocurrió en la mina San José porque los propietarios se atrevieron a realizar un proyecto de alto riesgo sin respectar la menor medida de seguridad”, explica Carlos Vilches, diputado conservador, miembro de la comisión. Todos los testimonios de los 33 de Atacama y de los expertos del sector minero en audición por la comisión, apuntan en este sentido.

Se señala la responsabilidad del Servicio Nacional de Geología y Minas por falta de control y de sanción. “Sernageomin presento evidentes fallos en su sistema de control, tanto a nivel de personal como de asistencia técnica y del equipo disponible para controlar explotaciones como las de San José”, anuncia Carlos Vilches. Cerrada en 2007 después de un accidente mortal, San José fue reabierta por Sernageomin en 2008 a condición de que se efectuaran trabajos de mejora de la seguridad. Estos no se realizaron nunca. Y la mina continuó funcionando. La comisión de investigación quiere sacar las lecciones de este accidente y recomienda sobre todo reforzar los medios de Sernageomin. Un proyecto de ley acerca de la seguridad minera está en marcha. El informe será añadido al expediente seguido por la justicia chilena. Efectivamente, las familias de los 33 mineros han puesto una denuncia y una demanda de indemnización de varios millones de dólares frente a los propietarios de la mina y del Sernageomin.

Mientras tanto, las condiciones precarias y peligrosas de bastantes minas chilenas continúan causando victimas. A principios de mes, un joven de diecinueve anos falleció después de sufrir un accidente en la mina Palo Blanco, cerca de Antofagasta, al norte de Chile. Una mina por otro lado oficialmente cerrada por el Sernageomin. Dicho de otra forma : la carrera por la rentabilidad, como en San José, continúa siendo la verdadera referencia de funcionamiento.

Traducción: Toni Chumillas

Tomado: L´Humanitè

Licandro: el Caballero del Honor


4 de febrero de 2011. Su última aparición pública, en el acto de aniversario del FA en el Parlamento.
Un "militar profesional". Estuvo 10 años preso por ser fundador del Frente Amplio.

"Hoy mi ser frenteamplista se afirma mucho más", dijo el 4 de febrero, a poco de cumplir los 93 años. Víctor Licandro, general del Ejército, preso 10 años en dictadura, fundador del Frente Amplio, de una ética acrisolada.

4 de febrero de 2011. Su última aparición pública, en el acto de aniversario del FA en el Parlamento.

Hijo de un zapatero de Tacuarembó, Víctor Manuel Licandro nació el 26 de febrero de 1918. Era la suya, una familia numerosa (una decena de hermanos).

En 1934 se radicó en Montevideo, empezó el liceo nocturno, y terminó como cadete en la Escuela Militar, donde en 1939 se graduaría como alférez de caballería. En aquella sociedad abierta, Licandro ­de estilo caballeresco, reservado, arreligioso-, discrepó con el golpe de Gabriel Terra (1933), y no ocultó su simpatía por la República, cuando la Guerra Civil en España (1936-1939). Sin embargo, él se consideraba un "militar profesional", distante del mundo de los políticos.

Respetado por sus pares que lo llevarían incluso a la Secretaría del Centro Militar (1956); fue operador en el Instituto Geográfico Militar (donde desarrolló parte de su carrera el general Líber Seregni), profesor (Topografía) en la Escuela Militar, becario en el Colegio Interamericano de Defensa (Washington, EEUU 1964-1965), y subdirector del Instituto Militar de Estudios Superiores, IMES (1965-1966).

En 1966, el coronel Licandro concursó para ascender al generalato. Resultó el mejor calificado de los 13 aspirantes. En 1967 fue nombrado jefe de la Región Militar III, cuya sede estaba por entonces en Paso de los Toros. Las restantes tres regiones (hoy denominadas divisiones), tenían como comandantes a Seregni (I), Alcides Tamiel (II), H. González Hounié, todos constitucionalistas. El presidente era otro general, Oscar Gestido.

En 1968 pasó a la dirección del IMES. El presidente era ahora, Jorge Pacheco Areco, que gobernaría con medidas de seguridad y empezaría militarizando a sindicalistas en conflicto.

Aquel enrarecimiento en la convivencia democrática molestaba a muchos jerarcas castrenses. La negociación entre el gobierno y el arzobispado de la Iglesia católica de Montevideo por la permuta de determinados predios (que implicaban el traslado de la Escuela Militar a un antiguo seminario en Toledo, y modificaciones en la situación del IMES), hicieron que tanto Seregni como Licandro, tras expresar su disgusto, solicitaran su pase a retiro. Este se concretó en marzo de 1969.

El ciclo pachequista (1967-1972), llevó a Licandro ­siempre apegado a la legalidad, y de una probidad reconocida por todos-, a integrarse al Frente Amplio. El 5 de febrero de 1971, en el Palacio Legislativo, fue uno de los invitados especiales, junto a Seregni, cuando aún no estaba definida cuál sería la fórmula presidencial de la flamante fuerza política. Después se integraría de lleno a las tareas de organización (presidiendo la comisión respectiva). Siempre lo hizo como "independiente".

En 1973 se produjo el golpe de Estado (27 de junio, con su respuesta inmediata que fue una huelga general de dos semanas). El 9 de julio se desarrolló una movilización de rechazo a la dictadura que reunió a varios miles de personas en el centro de Montevideo. A escasa distancia, en el apartamento de la calle Colonia del coronel Carlos Zufriategui (un retirado que integraba el comando del FA), se encontraban reunidos entre otros, Seregni y Licandro. La finca fue allanada por fuerzas de seguridad. Los tres fueron detenidos con destino incierto.

Licandro permaneció privado de su libertad a lo largo de casi 10 años: entre el 9 de junio de 1973 y el 11 de abril de 1983. Primero lo trasladaron a un batallón de infantería en Minas, y después, -junto al resto de los militares frentistas-, a la cárcel central de Montevideo. Sometido a un Tribunal Militar, lo despojaron de su grado, que recién le sería restituido al regreso de la democracia en 1985.

En la tarde del 27 de noviembre de 1983, se realizó junto al Obelisco a los Constituyentes (Montevideo), el acto opositor más importante que recuerda la historia del país. En la tribuna, presidida por un enorme cartel con el lema convocante: "Por un Uruguay democrático, sin exclusiones", tomaron asiento 130 representantes de todo el arco político y social. En un lugar destacado se ubicó al general Licandro. Seregni fue liberado el 19 de marzo de 1984.

En todo el proceso final de la dictadura y en la reconstrucción de la República, el papel de Licandro resultó muy importante: presidió la Mesa Política del FA (1984-1986), participó en todos los Plenarios Nacionales desarrollados hasta hace poco tiempo (siempre como independiente), presidió el tribunal de Etica, y la comisión de Defensa Nacional. En el plano internacional, cofundó la organización de militares por la democracia y la liberación de América Latina y el Caribe (Comidelac, 1986). En 2010, donó todos sus papeles al Archivo General de la Nación.

En febrero de este año, con su avanzada edad, sorprendió a todos al intervenir en la conmemoración del cuarenta aniversario del FA, donde hizo uso de la palabra. Licandro subrayó el papel de "aquellos colosos que (en 1971) llevaron adelante la gran tarea de formar al FA", tras un enfoque antiimperialista y antioligárquico, en "oposición al terrorismo de Estado" imperante. Defendió la vigencia de "los documentos fundacionales", la necesidad de que sirvan de herramientas para la acción, que debe ser encarada "con disciplina"; reconociendo que "algunas veces", tuvo "discrepancias", aunque "hoy mi ser frenteamplista se afirma mucho más...".

Esta fue su última aparición pública. El miércoles 30, en la madrugada, dejó de existir.

Luis Casal Beck

Tomado: La República.com.uy

Estados Unidos sabe matar, pero mata mejor con bombas de uranio



La guerra nuclear ya comenzó con el Caballo de Troya de las bombas y proyectiles de uranio utilizados en Iraq y Afganistán. Los efectos de la guerra del uranio llegaron a casa en los cuerpos de los veteranos que participaron en la primera guerra del Golfo, quienes transmitieron a sus mujeres los destructivos efectos genéticos en el "semen ardiente" y éstas los pasaron a hijos que nacieron sin brazos y con otras mutaciones. 240.000 veteranos de la Guerra del Golfo I están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron, casi todos "carne de cañón" (o de uranio) pobre, de origen latino, afro-americano o asiático.

Toneladas de uranio han caído sobre Iraq y Afganistán. Los efectos del polvo metálico desplegado por los vientos, las tormentas de arena, el agua, el suelo y los seres vivos afectan también a una amplia región que está respirando partículas de uranio en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China, India, Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina e Israel.

Estados Unidos lanzó mini bombas atómicas experimentales en los alrededores de Kabul, sin que nadie se enterara, salvo las víctimas. Desde hace una década están naciendo niños sin ojos ni encéfalo y con otras horrorosas malformaciones genéticas. El gobierno de Washington y los grandes medios de comunicación mantienen esta tragedia en la oscuridad del secreto. Un puñado de científicos, familiares de veteranos de guerra y gente de prensa lucha desesperadamente por contener la proliferación de la contaminación radioactiva en Euro-Asia.

El cáncer se incrementa en más de 1.000 por ciento.
Todo esto se está conociendo por el estudio anual "Proyecto Censurado" de la Universidad de Sonoma, California, sobre los 25 temas más ocultados por la gran prensa de EE.UU. El mensaje implícito de esta cuarta entrega de los temas más censurados es ¡Hagan algo por parar la criminalidad de George W. Bush! (EC):

Encuentran altos niveles de uranio en tropas y civiles por Bob Nichols, Tedd Weyman, Stephanie Hiller, Juan González, Niloufer Bhagwat J., Jennifer Lillig y Kenny Crosbie

La población civil y las tropas de ocupación de Iraq y Afganistán están contaminadas con niveles asombrosos de radioactividad a causa del uranio empobrecido y no-empobrecido utilizado abundantemente por Estados Unidos después del 11 de septiembre de 2001 en la fabricación de toneladas de municiones. Los investigadores dicen que los países más cercanos también sentirán los efectos.

En 2003, científicos del Centro de Investigación Médica de Uranio (UMRC, en inglés) hicieron análisis de orina de civiles afganos. Hallaron que el 100% de las muestras contenían uranio no-empobrecido(NDU) 4 a 20 veces más que los niveles normales. El equipo de investigación de UMRC estudió seis lugares, dos en Kabul y otros en el área de Jalalabad. Los civiles de Afganistán fueron examinados cuatro meses después de los ataques de Estados Unidos y sus aliados.

El NDU es más radiactivo que el uranio empobrecido (DU, "depleted uranium"). Durante los últimos diez años causó variados tipos de cáncer y severos defectos congénitos en la población infantil. Solamente en 2003, cayeron sobre Iraq cuatro millones de libras de uranio radiactivo (1,84 toneladas). El polvo de uranio permanece en los cuerpos de nuestras fuerzas armadas cuando regresan a casa, según los exámenes a nueve soldados del 442° regimiento de Policía Militar que prestaron servicios en Iraq practicados en diciembre de 2003.

Atendiendo a un requerimiento del diario New York Daily News, el gobierno de EE.UU. estimó prohibitivo el costo del tratamiento de mil dólares por cada soldado afectado, aunque las pruebas establecieron que cuatro de los nueve hombres fueron contaminados con altos niveles del DU, probablemente, por inhalar el polvo de las cáscaras de uranio empobrecido de las municiones de EE.UU. Varios hombres presentaron rastros de U-236, otro isótopo de uranio que sólo aparece en procesos de reacción nuclear.

La mayoría de las armas americanas (cohetes, bombas "elegantes", bombas "mudas", balas, proyectiles de tanques, mísiles de crucero, municiones, etc.) contienen altas cantidades de uranio radiactivo, empobrecido o no-empobrecido. La detonación de estos proyectiles dispersa un polvo radiactivo que tiene un promedio de vida de 4,5 mil millones de años e ingresa a los seres humanos por inhalación, para quedarse en sus cuerpos. Básicamente, es un contaminante que está presente permanentemente en el ambiente, distribuido por las tormentas de polvo o dispersado por cualquier fuente de agua cercana. Una vez ingerido, desarrolla partículas subatómicas que rebanan el ADN.

El equipo de campo de la UMRC encontró a varios cientos de civiles afganos con síntomas agudos de envenenamiento por radiación junto con síntomas crónicos de contaminación interna de uranio, incluyendo problemas congénitos en recién nacidos. Los civiles locales describieron grandes y densas nubes de polvo y de humo originadas en el punto del impacto, con un olor acre y quemante que afectaba a las fosas nasales, la garganta y la zona respiratoria superior.

Los sujetos de todas las locaciones presentaron perfiles y cronologías idénticas del síntoma. Las víctimas reportaron dolores en la columna cervical, en la parte superior de los hombros y en la base del cráneo, además de dolores más bajos detrás de los riñones, debilidad muscular y de articulaciones, dificultades para dormir, dolores de cabeza, problemas de memoria y desorientación.

En la Conferencia de Armas de Uranio llevada a cabo en octubre de 2003 en Hamburgo, Alemania, científicos independientes de todo el mundo atestiguaron un aumento enorme en las deformidades y en los cánceres de nacimiento dondequiera que fueron utilizados el NDU y el DU. El profesor Katsuma Yagasaki, científico de la universidad de Ryukyus, Okinawa, calculó que las 0,800 toneladas de DU arrojadas en Afganistán son el equivalente radiactivo de 83.000 bombas de Nagasaki. La cantidad de DU utilizada en Iraq equivale a 250.000 bombas de Nagasaki.

El oncólogo Dr. Jawad Al-Al-Ali, entrenado en el Reino Unido, mostró a la Conferencia fotografías ilustrando los tipos de deformidades y de tumores de nacimiento que observó en el hospital Saddam Teaching, de Basra, justo antes de la guerra del 2003. Las tasas de cáncer aumentaron dramáticamente sobre los quince años anteriores. En 1989 hubo 11 anormalidades por 100.000 nacimientos, pero en 2001 aumentaron más de 1.000%, con 116 casos por cada 100.000 nacimientos. En 1989 murieron 34 personas por cáncer, pero en 2001 hubo 603 muertes. La guerra de 2003 aumento exponencialmente estas cifras.

En una reunión para Afganistán del Tribunal Penal Internacional, llevada a cabo en Tokio, en diciembre de 2003, EE.UU. fue procesado por múltiples crímenes de guerra en Afganistán, entre ellos el uso de DU. Leuren Moret, presidenta de Científicos para los Pueblos Indígenas y de la Comisión Ambiental de la ciudad de Berkeley, atestiguó que los elementos radiactivos de las armas de uranio dispersados por el despliegue militar de EE.UU. en Afganistán generaron contaminación del aire, del agua y de las fuentes de alimentos, cuyos efectos serán padecidos en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China y la India. Los países afectados por el uso de armas de uranio en Iraq incluyen a Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Turquía e Irán.

Los bombazos de uranio contaminaron el aire, el agua, el suelo y seres vivos y humanos, incluidos los invasores estadounidenses que regresan a casa enfermos.

La gente del mundo se ha familiarizado con la figura del "arma que fuma", tan estimada por los escritores de misterio y asesinato. Muchos piensan que una vez que se descubre el "arma que fuma" en cualquier misterio, llegó la hora para los "tipos malos". Tan sólo son deseos.

Las víctimas de "armas que fuman" son los sargentos Héctor Vega, Ray Ramos, Agustín Matos y el Cpl. Anthony Yonnone, todos de la "Guard Unit" 442° de Nueva York. Son los primeros casos confirmados de exposición a inhalaciones de uranio exudado del conflicto actual en Iraq. El Dr. Asaf Durakovic, profesor de medicina nuclear en el Centro de Investigación Médica de Uranio (http://www.umrc.net/) condujo las pruebas de diagnóstico. La historia fue publicada el 3 de abril de 2004 en el "New York Daily News". No hay tratamiento, ni hay curación. (http://www.nydailynews.com/).

Leuren Moret informó: "En mi investigación sobre el uranio empobrecido durante los últimos 5 años, la información que más perturba se refiere al impacto en los niños no-nacidos y en las generaciones futuras de los soldados de ambos lados que prestan servicio en las guerras de uranio empobrecido, y para los civiles que deben vivir permanentemente en las regiones contaminadas con radiactividad. Hoy, más de 240.000 veteranos de la guerra del Golfo están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron. Se les ha denegado asistencia médica, efectuarles pruebas e indemnizarlos por las enfermedades relacionadas con la exposición al uranio empobrecido desde 1991".

Moret continúa: "Trajeron a casa el peor uniforme en sus cuerpos. En algunas familias, los niños nacidos antes de la guerra del Golfo son los únicos miembros sanos. Las esposas y los allegados femeninos de los veteranos de la guerra del Golfo han divulgado una condición conocida como "síndrome ardiente del semen" y ahora padecen internamente contaminación de uranio empobrecido introducido en el semen de los veteranos expuestos. Muchos reportaron enfermedades reproductivas como la endometriosis. En un estudio del gobierno de EE.UU., conducido por el Departamento de Asuntos de Veteranos, en el 67% de los bebés posteriores a la guerra del Golfo se encontraron defectos de nacimiento o enfermedades serias. Nacieron sin ojos (anophthalmos), oídos, o les faltaban órganos, piernas y brazos ausentes, dedos fundidos, daño en las tiroides u otras malformaciones de órganos".

Niño estadounidense nacido sin brazos, recién nacido iraquí sin encéfalo
Moret concluyó: "En Iraq es mucho peor. Incluso allí los bebés nacen sin los cerebros, los órganos está fuera del cuerpo o las mujeres dan a luz pedazos de carne. En los bebés nacidos en Iraq en 2002, la incidencia de anophthalmos fue 250.000 veces mayor (20 casos cada 4.000 nacimientos) que la ocurrencia natural, que es de un caso entre 50 millones de nacimientos. (Fotos en http://www.savewarchildren.org/exhibitPictures.html)".

La UMRC encontró uranio artificial en cráteres de bombas, arroyos circundantes y cuerpos de civiles expuestos al bombardeo de la coalición de los EE.UU. en Afganistán. Los civiles examinados presentaron los síntomas clásicos de contaminación interna por uranio, que comenzó después de la exposición al bombardeo. La presencia de uranio artificial en muestras ambientales y biológicas indica que los núcleos de los cabezales de las bombas "bunker buster" usadas en Afganistán fueron hechas de uranio.

El uranio es un elemento tóxico, radiológica y químicamente. Se ha demostrado clínicamente que causa varios tipos de cáncer y malformaciones congénitas (defectos de nacimiento). La contaminación interna de uranio es responsable de una variedad de problemas sistémicos y orgánicos de los sistemas humanos nunca considerados o estudiados como posible causa de la llamada "Enfermedad de la Guerra del Golfo" por los programas de salud del Departamento de Defensa o de los Veteranos. Los síntomas de contaminación interna por uranio entre civiles de Iraq y Afganistán son idénticos a los síntomas de los veteranos de EE.UU. y de la coalición que padecen la "Enfermedad de la Guerra del Golfo".

El Pentágono, o Departamento de Defensa (DD) interfirió la capacidad de la UMRC para manejar la publicación de sus estudios con un programa progresivo y persistente de falsa información de prensa contra la UMRC, utilizando su control sobre las concesiones de investigación en ciencia para refutar los resultados científicos y destruir la reputación de la UMRC, de su personal científico, de sus médicos y de sus laboratorios. La UMRC fue la primera organización de investigación independiente que encontró uranio empobrecido en los cuerpos de los veteranos de Estados Unidos, del Reino Unido y de Canadá de la Guerra del Golfo I. Posteriormente, después de la "Operation Iraqi Freedom" (Operación Libertad Iraquí), la UMRC encontró uranio empobrecido en el agua, el suelo y la atmósfera de Iraq, así como en las muestras biológicas proporcionadas por civiles iraquíes.

Los Estados Unidos, varios de sus socios de la coalición y sus aliados de la OTAN experimentan en los campos de batalla desde comienzos de los años 70, desplegando metales pesados químicamente tóxicos y radiactivos utilizados en varios tipos de balas, bombas y el núcleo del cabezal de los proyectiles. El polvo de uranio se recicla del tratamiento de nuevo combustible nuclear, después de que se haya mezclado con los residuos del reactor nuclear y el combustible pesado, para proveer a la industria manufacturera de armas no-fisibles.

El uranio es el excedente preferido entre todos los residuos de metales "balísticos" (por ejemplo, plomo, hierro, tungsteno) porque ofrece un conjunto de características metalúrgicas únicas: es un metal extremadamente denso pero dúctil (no frágil); es pirofórico (el polvo de uranio se quema espontáneamente en la temperatura ambiente); y el metal sólido de uranio entra en auto ignición a 76,7° C (170° F). El uranio tiene propiedades muy inusuales que no posee cualquier otro metal; "se afila a sí mismo" ("self-sharpening"), o sea, que cuando golpea un blanco a alta velocidad (1 km x segundo o 3.600 km/hora) erosiona y rompe de una manera que "realifla" continuamente su punta -bajo estas condiciones, las puntas o cabezas de proyectiles de todos los demás metales se aplanan rápidamente como hongos.

Estas características otorgar al uranio una eficacia superior como aleación penetrante en el cabezal de los proyectiles, capaz de practicar boquetes a la galvanoplastia de los blindajes más duros y resistentes, reteniendo su capacidad de penetrar a mayores distancias y a bajas velocidades en 15 % más que el metal alternativo más utilizado, el tungsteno. El uranio ardiente es difícil de extinguir y estalla al contacto con el agua.

El uranio mezclado con metales líquidos penetrantes, en las armas clasificadas llamadas "shaped charges" (cargas formadas) y "explosively formed penetrators" (penetradores formados explosivamente), especialmente diseñados para altas velocidades, puede agujerear hasta 6 metros de las estructuras de concreto super reforzado de un bunker. Las características de dureza (densidad), resistencia (ductilidad) y peso (sostenimiento del ímpetu) del uranio también lo hacen óptimo para el núcleo del cabezal de las robustas bombas penetrantes de tierra dirigidas a blancos subterráneos y cuevas.

Los grandes medios de EE.UU. y Canadá no demuestra ningún interés general en esta historia, abandonada al interés investigativo aunque la gran prensa europea muestra más interés en seguir su desarrollo. El NY Daily News del 5 de abril de 2004 cubrió los resultados de los estudios de la UMCR sobre los veteranos de EE.UU. de la Guerra del Golfo II. El DD mintió y engañó al público y a los veteranos en una tentativa de minar la significación de la historia. Hubo cobertura significativa de la prensa alternativa y de los medios de Internet.

La técnica de la cobertura consistió en conducir la historia para promover un debate entre el gobierno y los expertos independientes, donde el interés público fue más estimulado por la polarización de las publicaciones que por la verdad científica y médica. Las publicaciones fueron sistemáticamente confundidas y desinformadas por el gobierno, las agencias reguladoras de Naciones Unidas (WHO, UNEP, IAEA, CDC, DOE, etc.) y el sector defensa (militares, fabricantes y diseñadores de armas).

Esta es una historia impactante, puesto que sugiere que se lanzaron bombas nucleares experimentales alrededor de Kabul hacia el final de la guerra Operación Libertad Duradera. (-Significará "Radiación Duradera"?) -Y qué ha caído sobre Iraq?

La continuación de la investigación demuestra que todos estamos irradiados aquí en Estados Unidos, a un costo enorme para la salud pública. Sólo las tasas de cáncer demuestran que la mutación genética está aumentando rápidamente desde que se probó la primera bomba en Álamo Gordo, Nuevo México, en 1945. !Pero los efectos del bajo nivel de radiación han sido ocultados sistemáticamente a la visión pública!

En abril, después que los veteranos enfermos de la guerra actual no consiguieran ninguna ayuda del Pentágono, la madre de uno de los soldados acudió a los periódicos. Juan González, del New York Daily News, lanzó una investigación. El diario financió los estudios del Dr. Asaf Durakovic sobre nueve hombres, encontrándose que cuatro de ellos estaban contaminados con uranio. El News consiguió la atención de la senadora Hilary Clinton, de Nueva York, quien llevó a cabo una tele conferencia pero ...a Durakovic !no le permitieron participar!

Amy Goodman entrevistó más adelante a Durakovic en !Democracy Now!, durante el mismo mes no supo si fue gracias a mi historia. AlterNet rechazó la historia porque Juan Fahey, su fuente sobre el uranio empobrecido, no estuvo de acuerdo con ella. No sé de ningún otro medio importante que haya tomado la historia y no encontré tampoco ninguna referencia a cualquier crónica de González. La BBC y el Seattle Post Intelligencer lo cubrieron antes que yo.

Para aprender más sobre las armas de uranio hay que investigar en la web. Es un gran tema. Comienza con la Conferencia Mundial sobre Armas de Uranio efectuada en octubre pasado en Hamburgo: (http://www.uraniumweaponsconference.de).


La exposición en Power Point del Dr. Ali muestra las consecuencias más cruciales de la guerra Golfo Pérsico Uno - los bebés deformados. !También, el Ensamble WBW!

Women For a Better World (Mujeres por un Mundo Mejor) inició una campaña de información para educar al público sobre el uranio empobrecido, con énfasis en la contaminación de Eurasia central, especialmente a la gente joven que pudo ser llamada a unirse a los militares y a sus familias. Navegadores: Vengan a nuestro sitio web, para más información, y firmen una petición oponiéndose a esta figura por la misma razón (http://www.awakenedwoman.com/wbw.htm).

Fuentes de Proyecto Censurado:

URANIUM MEDICAL RESEARCH CENTER, Enero 2003 Título: "UMRC’s Preliminary Findings from Afghanistan & Operation Enduring Freedom" And "Afghan Field Trip #2 Report: Precision Destruction- Indiscriminate Effects" Autor: Tedd Weyman, UMRC Research Team

AWAKENED WOMAN, Enero 2004 Título: "Scientists Uncover Radioactive Trail in Afghanistan" Autor: Stephanie Hiller

DISSIDENT VOICE, Marzo 2004 Título: "There Are No Words.Radiation in Iraq Equals 250,000 Nagasaki Bombs" Autor: Bob Nichols

NEW YORK DAILY NEWS, Abril 5, 2004 Título: "Poisoned?" Autor: Juan González

INFORMATION CLEARING HOUSE, Marzo 2004 Título: "International Criminal Tribune For Afghanistan At Tokyo, The People vs. George Bush" Autor: Professor Ms Niloufer Bhagwat J.

Evaluador Académico: Jennifer Lillig, Ph.D.

Investigador estudiantil: Kenny Crosbie

La guerra nuclear ya comenzó con el Caballo de Troya de las bombas y proyectiles de uranio utilizados en Iraq y Afganistán. Los efectos de la guerra del uranio llegaron a casa en los cuerpos de los veteranos que participaron en la primera guerra del Golfo, quienes transmitieron a sus mujeres los destructivos efectos genéticos en el "semen ardiente" y éstas los pasaron a hijos que nacieron sin brazos y con otras mutaciones. 240.000 veteranos de la Guerra del Golfo I están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron, casi todos "carne de cañón" (o de uranio) pobre, de origen latino, afro-americano o asiático.

Toneladas de uranio han caído sobre Iraq y Afganistán. Los efectos del polvo metálico desplegado por los vientos, las tormentas de arena, el agua, el suelo y los seres vivos afectan también a una amplia región que está respirando partículas de uranio en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China, India, Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina e Israel.

Estados Unidos lanzó mini bombas atómicas experimentales en los alrededores de Kabul, sin que nadie se enterara, salvo las víctimas. Desde hace una década están naciendo niños sin ojos ni encéfalo y con otras horrorosas malformaciones genéticas. El gobierno de Washington y los grandes medios de comunicación mantienen esta tragedia en la oscuridad del secreto. Un puñado de científicos, familiares de veteranos de guerra y gente de prensa lucha desesperadamente por contener la proliferación de la contaminación radioactiva en Euro-Asia.

El cáncer se incrementa en más de 1.000 por ciento.
Todo esto se está conociendo por el estudio anual "Proyecto Censurado" de la Universidad de Sonoma, California, sobre los 25 temas más ocultados por la gran prensa de EE.UU. El mensaje implícito de esta cuarta entrega de los temas más censurados es ¡Hagan algo por parar la criminalidad de George W. Bush! (EC):

Encuentran altos niveles de uranio en tropas y civiles por Bob Nichols, Tedd Weyman, Stephanie Hiller, Juan González, Niloufer Bhagwat J., Jennifer Lillig y Kenny Crosbie

La población civil y las tropas de ocupación de Iraq y Afganistán están contaminadas con niveles asombrosos de radioactividad a causa del uranio empobrecido y no-empobrecido utilizado abundantemente por Estados Unidos después del 11 de septiembre de 2001 en la fabricación de toneladas de municiones. Los investigadores dicen que los países más cercanos también sentirán los efectos.

En 2003, científicos del Centro de Investigación Médica de Uranio (UMRC, en inglés) hicieron análisis de orina de civiles afganos. Hallaron que el 100% de las muestras contenían uranio no-empobrecido(NDU) 4 a 20 veces más que los niveles normales. El equipo de investigación de UMRC estudió seis lugares, dos en Kabul y otros en el área de Jalalabad. Los civiles de Afganistán fueron examinados cuatro meses después de los ataques de Estados Unidos y sus aliados.

El NDU es más radiactivo que el uranio empobrecido (DU, "depleted uranium"). Durante los últimos diez años causó variados tipos de cáncer y severos defectos congénitos en la población infantil. Solamente en 2003, cayeron sobre Iraq cuatro millones de libras de uranio radiactivo (1,84 toneladas). El polvo de uranio permanece en los cuerpos de nuestras fuerzas armadas cuando regresan a casa, según los exámenes a nueve soldados del 442° regimiento de Policía Militar que prestaron servicios en Iraq practicados en diciembre de 2003.

Atendiendo a un requerimiento del diario New York Daily News, el gobierno de EE.UU. estimó prohibitivo el costo del tratamiento de mil dólares por cada soldado afectado, aunque las pruebas establecieron que cuatro de los nueve hombres fueron contaminados con altos niveles del DU, probablemente, por inhalar el polvo de las cáscaras de uranio empobrecido de las municiones de EE.UU. Varios hombres presentaron rastros de U-236, otro isótopo de uranio que sólo aparece en procesos de reacción nuclear.

La mayoría de las armas americanas (cohetes, bombas "elegantes", bombas "mudas", balas, proyectiles de tanques, mísiles de crucero, municiones, etc.) contienen altas cantidades de uranio radiactivo, empobrecido o no-empobrecido. La detonación de estos proyectiles dispersa un polvo radiactivo que tiene un promedio de vida de 4,5 mil millones de años e ingresa a los seres humanos por inhalación, para quedarse en sus cuerpos. Básicamente, es un contaminante que está presente permanentemente en el ambiente, distribuido por las tormentas de polvo o dispersado por cualquier fuente de agua cercana. Una vez ingerido, desarrolla partículas subatómicas que rebanan el ADN.

El equipo de campo de la UMRC encontró a varios cientos de civiles afganos con síntomas agudos de envenenamiento por radiación junto con síntomas crónicos de contaminación interna de uranio, incluyendo problemas congénitos en recién nacidos. Los civiles locales describieron grandes y densas nubes de polvo y de humo originadas en el punto del impacto, con un olor acre y quemante que afectaba a las fosas nasales, la garganta y la zona respiratoria superior.

Los sujetos de todas las locaciones presentaron perfiles y cronologías idénticas del síntoma. Las víctimas reportaron dolores en la columna cervical, en la parte superior de los hombros y en la base del cráneo, además de dolores más bajos detrás de los riñones, debilidad muscular y de articulaciones, dificultades para dormir, dolores de cabeza, problemas de memoria y desorientación.

En la Conferencia de Armas de Uranio llevada a cabo en octubre de 2003 en Hamburgo, Alemania, científicos independientes de todo el mundo atestiguaron un aumento enorme en las deformidades y en los cánceres de nacimiento dondequiera que fueron utilizados el NDU y el DU. El profesor Katsuma Yagasaki, científico de la universidad de Ryukyus, Okinawa, calculó que las 0,800 toneladas de DU arrojadas en Afganistán son el equivalente radiactivo de 83.000 bombas de Nagasaki. La cantidad de DU utilizada en Iraq equivale a 250.000 bombas de Nagasaki.

El oncólogo Dr. Jawad Al-Al-Ali, entrenado en el Reino Unido, mostró a la Conferencia fotografías ilustrando los tipos de deformidades y de tumores de nacimiento que observó en el hospital Saddam Teaching, de Basra, justo antes de la guerra del 2003. Las tasas de cáncer aumentaron dramáticamente sobre los quince años anteriores. En 1989 hubo 11 anormalidades por 100.000 nacimientos, pero en 2001 aumentaron más de 1.000%, con 116 casos por cada 100.000 nacimientos. En 1989 murieron 34 personas por cáncer, pero en 2001 hubo 603 muertes. La guerra de 2003 aumento exponencialmente estas cifras.

En una reunión para Afganistán del Tribunal Penal Internacional, llevada a cabo en Tokio, en diciembre de 2003, EE.UU. fue procesado por múltiples crímenes de guerra en Afganistán, entre ellos el uso de DU. Leuren Moret, presidenta de Científicos para los Pueblos Indígenas y de la Comisión Ambiental de la ciudad de Berkeley, atestiguó que los elementos radiactivos de las armas de uranio dispersados por el despliegue militar de EE.UU. en Afganistán generaron contaminación del aire, del agua y de las fuentes de alimentos, cuyos efectos serán padecidos en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China y la India. Los países afectados por el uso de armas de uranio en Iraq incluyen a Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Turquía e Irán.

Los bombazos de uranio contaminaron el aire, el agua, el suelo y seres vivos y humanos, incluidos los invasores estadounidenses que regresan a casa enfermos.

La gente del mundo se ha familiarizado con la figura del "arma que fuma", tan estimada por los escritores de misterio y asesinato. Muchos piensan que una vez que se descubre el "arma que fuma" en cualquier misterio, llegó la hora para los "tipos malos". Tan sólo son deseos.

Las víctimas de "armas que fuman" son los sargentos Héctor Vega, Ray Ramos, Agustín Matos y el Cpl. Anthony Yonnone, todos de la "Guard Unit" 442° de Nueva York. Son los primeros casos confirmados de exposición a inhalaciones de uranio exudado del conflicto actual en Iraq. El Dr. Asaf Durakovic, profesor de medicina nuclear en el Centro de Investigación Médica de Uranio (http://www.umrc.net/) condujo las pruebas de diagnóstico. La historia fue publicada el 3 de abril de 2004 en el "New York Daily News". No hay tratamiento, ni hay curación. (http://www.nydailynews.com/).

Leuren Moret informó: "En mi investigación sobre el uranio empobrecido durante los últimos 5 años, la información que más perturba se refiere al impacto en los niños no-nacidos y en las generaciones futuras de los soldados de ambos lados que prestan servicio en las guerras de uranio empobrecido, y para los civiles que deben vivir permanentemente en las regiones contaminadas con radiactividad. Hoy, más de 240.000 veteranos de la guerra del Golfo están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron. Se les ha denegado asistencia médica, efectuarles pruebas e indemnizarlos por las enfermedades relacionadas con la exposición al uranio empobrecido desde 1991".

Moret continúa: "Trajeron a casa el peor uniforme en sus cuerpos. En algunas familias, los niños nacidos antes de la guerra del Golfo son los únicos miembros sanos. Las esposas y los allegados femeninos de los veteranos de la guerra del Golfo han divulgado una condición conocida como "síndrome ardiente del semen" y ahora padecen internamente contaminación de uranio empobrecido introducido en el semen de los veteranos expuestos. Muchos reportaron enfermedades reproductivas como la endometriosis. En un estudio del gobierno de EE.UU., conducido por el Departamento de Asuntos de Veteranos, en el 67% de los bebés posteriores a la guerra del Golfo se encontraron defectos de nacimiento o enfermedades serias. Nacieron sin ojos (anophthalmos), oídos, o les faltaban órganos, piernas y brazos ausentes, dedos fundidos, daño en las tiroides u otras malformaciones de órganos".

Niño estadounidense nacido sin brazos, recién nacido iraquí sin encéfalo
Moret concluyó: "En Iraq es mucho peor. Incluso allí los bebés nacen sin los cerebros, los órganos está fuera del cuerpo o las mujeres dan a luz pedazos de carne. En los bebés nacidos en Iraq en 2002, la incidencia de anophthalmos fue 250.000 veces mayor (20 casos cada 4.000 nacimientos) que la ocurrencia natural, que es de un caso entre 50 millones de nacimientos. (Fotos en http://www.savewarchildren.org/exhibitPictures.html)".

La UMRC encontró uranio artificial en cráteres de bombas, arroyos circundantes y cuerpos de civiles expuestos al bombardeo de la coalición de los EE.UU. en Afganistán. Los civiles examinados presentaron los síntomas clásicos de contaminación interna por uranio, que comenzó después de la exposición al bombardeo. La presencia de uranio artificial en muestras ambientales y biológicas indica que los núcleos de los cabezales de las bombas "bunker buster" usadas en Afganistán fueron hechas de uranio.

El uranio es un elemento tóxico, radiológica y químicamente. Se ha demostrado clínicamente que causa varios tipos de cáncer y malformaciones congénitas (defectos de nacimiento). La contaminación interna de uranio es responsable de una variedad de problemas sistémicos y orgánicos de los sistemas humanos nunca considerados o estudiados como posible causa de la llamada "Enfermedad de la Guerra del Golfo" por los programas de salud del Departamento de Defensa o de los Veteranos. Los síntomas de contaminación interna por uranio entre civiles de Iraq y Afganistán son idénticos a los síntomas de los veteranos de EE.UU. y de la coalición que padecen la "Enfermedad de la Guerra del Golfo".

El Pentágono, o Departamento de Defensa (DD) interfirió la capacidad de la UMRC para manejar la publicación de sus estudios con un programa progresivo y persistente de falsa información de prensa contra la UMRC, utilizando su control sobre las concesiones de investigación en ciencia para refutar los resultados científicos y destruir la reputación de la UMRC, de su personal científico, de sus médicos y de sus laboratorios. La UMRC fue la primera organización de investigación independiente que encontró uranio empobrecido en los cuerpos de los veteranos de Estados Unidos, del Reino Unido y de Canadá de la Guerra del Golfo I. Posteriormente, después de la "Operation Iraqi Freedom" (Operación Libertad Iraquí), la UMRC encontró uranio empobrecido en el agua, el suelo y la atmósfera de Iraq, así como en las muestras biológicas proporcionadas por civiles iraquíes.

Los Estados Unidos, varios de sus socios de la coalición y sus aliados de la OTAN experimentan en los campos de batalla desde comienzos de los años 70, desplegando metales pesados químicamente tóxicos y radiactivos utilizados en varios tipos de balas, bombas y el núcleo del cabezal de los proyectiles. El polvo de uranio se recicla del tratamiento de nuevo combustible nuclear, después de que se haya mezclado con los residuos del reactor nuclear y el combustible pesado, para proveer a la industria manufacturera de armas no-fisibles.

El uranio es el excedente preferido entre todos los residuos de metales "balísticos" (por ejemplo, plomo, hierro, tungsteno) porque ofrece un conjunto de características metalúrgicas únicas: es un metal extremadamente denso pero dúctil (no frágil); es pirofórico (el polvo de uranio se quema espontáneamente en la temperatura ambiente); y el metal sólido de uranio entra en auto ignición a 76,7° C (170° F). El uranio tiene propiedades muy inusuales que no posee cualquier otro metal; "se afila a sí mismo" ("self-sharpening"), o sea, que cuando golpea un blanco a alta velocidad (1 km x segundo o 3.600 km/hora) erosiona y rompe de una manera que "realifla" continuamente su punta -bajo estas condiciones, las puntas o cabezas de proyectiles de todos los demás metales se aplanan rápidamente como hongos.

Estas características otorgar al uranio una eficacia superior como aleación penetrante en el cabezal de los proyectiles, capaz de practicar boquetes a la galvanoplastia de los blindajes más duros y resistentes, reteniendo su capacidad de penetrar a mayores distancias y a bajas velocidades en 15 % más que el metal alternativo más utilizado, el tungsteno. El uranio ardiente es difícil de extinguir y estalla al contacto con el agua.

El uranio mezclado con metales líquidos penetrantes, en las armas clasificadas llamadas "shaped charges" (cargas formadas) y "explosively formed penetrators" (penetradores formados explosivamente), especialmente diseñados para altas velocidades, puede agujerear hasta 6 metros de las estructuras de concreto super reforzado de un bunker. Las características de dureza (densidad), resistencia (ductilidad) y peso (sostenimiento del ímpetu) del uranio también lo hacen óptimo para el núcleo del cabezal de las robustas bombas penetrantes de tierra dirigidas a blancos subterráneos y cuevas.

Los grandes medios de EE.UU. y Canadá no demuestra ningún interés general en esta historia, abandonada al interés investigativo aunque la gran prensa europea muestra más interés en seguir su desarrollo. El NY Daily News del 5 de abril de 2004 cubrió los resultados de los estudios de la UMCR sobre los veteranos de EE.UU. de la Guerra del Golfo II. El DD mintió y engañó al público y a los veteranos en una tentativa de minar la significación de la historia. Hubo cobertura significativa de la prensa alternativa y de los medios de Internet.

La técnica de la cobertura consistió en conducir la historia para promover un debate entre el gobierno y los expertos independientes, donde el interés público fue más estimulado por la polarización de las publicaciones que por la verdad científica y médica. Las publicaciones fueron sistemáticamente confundidas y desinformadas por el gobierno, las agencias reguladoras de Naciones Unidas (WHO, UNEP, IAEA, CDC, DOE, etc.) y el sector defensa (militares, fabricantes y diseñadores de armas).

Esta es una historia impactante, puesto que sugiere que se lanzaron bombas nucleares experimentales alrededor de Kabul hacia el final de la guerra Operación Libertad Duradera. (-Significará "Radiación Duradera"?) -Y qué ha caído sobre Iraq?

La continuación de la investigación demuestra que todos estamos irradiados aquí en Estados Unidos, a un costo enorme para la salud pública. Sólo las tasas de cáncer demuestran que la mutación genética está aumentando rápidamente desde que se probó la primera bomba en Álamo Gordo, Nuevo México, en 1945. !Pero los efectos del bajo nivel de radiación han sido ocultados sistemáticamente a la visión pública!

En abril, después que los veteranos enfermos de la guerra actual no consiguieran ninguna ayuda del Pentágono, la madre de uno de los soldados acudió a los periódicos. Juan González, del New York Daily News, lanzó una investigación. El diario financió los estudios del Dr. Asaf Durakovic sobre nueve hombres, encontrándose que cuatro de ellos estaban contaminados con uranio. El News consiguió la atención de la senadora Hilary Clinton, de Nueva York, quien llevó a cabo una tele conferencia pero ...a Durakovic !no le permitieron participar!

Amy Goodman entrevistó más adelante a Durakovic en !Democracy Now!, durante el mismo mes no supo si fue gracias a mi historia. AlterNet rechazó la historia porque Juan Fahey, su fuente sobre el uranio empobrecido, no estuvo de acuerdo con ella. No sé de ningún otro medio importante que haya tomado la historia y no encontré tampoco ninguna referencia a cualquier crónica de González. La BBC y el Seattle Post Intelligencer lo cubrieron antes que yo.

Para aprender más sobre las armas de uranio hay que investigar en la web. Es un gran tema. Comienza con la Conferencia Mundial sobre Armas de Uranio efectuada en octubre pasado en Hamburgo: (http://www.uraniumweaponsconference.de)


La exposición en Power Point del Dr. Ali muestra las consecuencias más cruciales de la guerra Golfo Pérsico Uno - los bebés deformados. !También, el Ensamble WBW!

Women For a Better World (Mujeres por un Mundo Mejor) inició una campaña de información para educar al público sobre el uranio empobrecido, con énfasis en la contaminación de Eurasia central, especialmente a la gente joven que pudo ser llamada a unirse a los militares y a sus familias. Navegadores: Vengan a nuestro sitio web, para más información, y firmen una petición oponiéndose a esta figura por la misma razón (http://www.awakenedwoman.com/wbw.htm).

Fuentes de Proyecto Censurado:

URANIUM MEDICAL RESEARCH CENTER, Enero 2003 Título: "UMRC’s Preliminary Findings from Afghanistan & Operation Enduring Freedom" And "Afghan Field Trip #2 Report: Precision Destruction- Indiscriminate Effects" Autor: Tedd Weyman, UMRC Research Team

AWAKENED WOMAN, Enero 2004 Título: "Scientists Uncover Radioactive Trail in Afghanistan" Autor: Stephanie Hiller

DISSIDENT VOICE, Marzo 2004 Título: "There Are No Words.Radiation in Iraq Equals 250,000 Nagasaki Bombs" Autor: Bob Nichols

NEW YORK DAILY NEWS, Abril 5, 2004 Título: "Poisoned?" Autor: Juan González

INFORMATION CLEARING HOUSE, Marzo 2004 Título: "International Criminal Tribune For Afghanistan At Tokyo, The People vs. George Bush" Autor: Professor Ms Niloufer Bhagwat J.

Evaluador Académico: Jennifer Lillig, Ph.D.

Investigador estudiantil: Kenny Crosbie

La guerra nuclear ya comenzó con el Caballo de Troya de las bombas y proyectiles de uranio utilizados en Iraq y Afganistán. Los efectos de la guerra del uranio llegaron a casa en los cuerpos de los veteranos que participaron en la primera guerra del Golfo, quienes transmitieron a sus mujeres los destructivos efectos genéticos en el "semen ardiente" y éstas los pasaron a hijos que nacieron sin brazos y con otras mutaciones. 240.000 veteranos de la Guerra del Golfo I están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron, casi todos "carne de cañón" (o de uranio) pobre, de origen latino, afro-americano o asiático.

Toneladas de uranio han caído sobre Iraq y Afganistán. Los efectos del polvo metálico desplegado por los vientos, las tormentas de arena, el agua, el suelo y los seres vivos afectan también a una amplia región que está respirando partículas de uranio en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China, India, Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina e Israel.

Estados Unidos lanzó mini bombas atómicas experimentales en los alrededores de Kabul, sin que nadie se enterara, salvo las víctimas. Desde hace una década están naciendo niños sin ojos ni encéfalo y con otras horrorosas malformaciones genéticas. El gobierno de Washington y los grandes medios de comunicación mantienen esta tragedia en la oscuridad del secreto. Un puñado de científicos, familiares de veteranos de guerra y gente de prensa lucha desesperadamente por contener la proliferación de la contaminación radioactiva en Euro-Asia.

El cáncer se incrementa en más de 1.000 por ciento.
Todo esto se está conociendo por el estudio anual "Proyecto Censurado" de la Universidad de Sonoma, California, sobre los 25 temas más ocultados por la gran prensa de EE.UU. El mensaje implícito de esta cuarta entrega de los temas más censurados es ¡Hagan algo por parar la criminalidad de George W. Bush! (EC):

Encuentran altos niveles de uranio en tropas y civiles por Bob Nichols, Tedd Weyman, Stephanie Hiller, Juan González, Niloufer Bhagwat J., Jennifer Lillig y Kenny Crosbie

La población civil y las tropas de ocupación de Iraq y Afganistán están contaminadas con niveles asombrosos de radioactividad a causa del uranio empobrecido y no-empobrecido utilizado abundantemente por Estados Unidos después del 11 de septiembre de 2001 en la fabricación de toneladas de municiones. Los investigadores dicen que los países más cercanos también sentirán los efectos.

En 2003, científicos del Centro de Investigación Médica de Uranio (UMRC, en inglés) hicieron análisis de orina de civiles afganos. Hallaron que el 100% de las muestras contenían uranio no-empobrecido(NDU) 4 a 20 veces más que los niveles normales. El equipo de investigación de UMRC estudió seis lugares, dos en Kabul y otros en el área de Jalalabad. Los civiles de Afganistán fueron examinados cuatro meses después de los ataques de Estados Unidos y sus aliados.

El NDU es más radiactivo que el uranio empobrecido (DU, "depleted uranium"). Durante los últimos diez años causó variados tipos de cáncer y severos defectos congénitos en la población infantil. Solamente en 2003, cayeron sobre Iraq cuatro millones de libras de uranio radiactivo (1,84 toneladas). El polvo de uranio permanece en los cuerpos de nuestras fuerzas armadas cuando regresan a casa, según los exámenes a nueve soldados del 442° regimiento de Policía Militar que prestaron servicios en Iraq practicados en diciembre de 2003.

Atendiendo a un requerimiento del diario New York Daily News, el gobierno de EE.UU. estimó prohibitivo el costo del tratamiento de mil dólares por cada soldado afectado, aunque las pruebas establecieron que cuatro de los nueve hombres fueron contaminados con altos niveles del DU, probablemente, por inhalar el polvo de las cáscaras de uranio empobrecido de las municiones de EE.UU. Varios hombres presentaron rastros de U-236, otro isótopo de uranio que sólo aparece en procesos de reacción nuclear.

La mayoría de las armas americanas (cohetes, bombas "elegantes", bombas "mudas", balas, proyectiles de tanques, mísiles de crucero, municiones, etc.) contienen altas cantidades de uranio radiactivo, empobrecido o no-empobrecido. La detonación de estos proyectiles dispersa un polvo radiactivo que tiene un promedio de vida de 4,5 mil millones de años e ingresa a los seres humanos por inhalación, para quedarse en sus cuerpos. Básicamente, es un contaminante que está presente permanentemente en el ambiente, distribuido por las tormentas de polvo o dispersado por cualquier fuente de agua cercana. Una vez ingerido, desarrolla partículas subatómicas que rebanan el ADN.

El equipo de campo de la UMRC encontró a varios cientos de civiles afganos con síntomas agudos de envenenamiento por radiación junto con síntomas crónicos de contaminación interna de uranio, incluyendo problemas congénitos en recién nacidos. Los civiles locales describieron grandes y densas nubes de polvo y de humo originadas en el punto del impacto, con un olor acre y quemante que afectaba a las fosas nasales, la garganta y la zona respiratoria superior.

Los sujetos de todas las locaciones presentaron perfiles y cronologías idénticas del síntoma. Las víctimas reportaron dolores en la columna cervical, en la parte superior de los hombros y en la base del cráneo, además de dolores más bajos detrás de los riñones, debilidad muscular y de articulaciones, dificultades para dormir, dolores de cabeza, problemas de memoria y desorientación.

En la Conferencia de Armas de Uranio llevada a cabo en octubre de 2003 en Hamburgo, Alemania, científicos independientes de todo el mundo atestiguaron un aumento enorme en las deformidades y en los cánceres de nacimiento dondequiera que fueron utilizados el NDU y el DU. El profesor Katsuma Yagasaki, científico de la universidad de Ryukyus, Okinawa, calculó que las 0,800 toneladas de DU arrojadas en Afganistán son el equivalente radiactivo de 83.000 bombas de Nagasaki. La cantidad de DU utilizada en Iraq equivale a 250.000 bombas de Nagasaki.

El oncólogo Dr. Jawad Al-Al-Ali, entrenado en el Reino Unido, mostró a la Conferencia fotografías ilustrando los tipos de deformidades y de tumores de nacimiento que observó en el hospital Saddam Teaching, de Basra, justo antes de la guerra del 2003. Las tasas de cáncer aumentaron dramáticamente sobre los quince años anteriores. En 1989 hubo 11 anormalidades por 100.000 nacimientos, pero en 2001 aumentaron más de 1.000%, con 116 casos por cada 100.000 nacimientos. En 1989 murieron 34 personas por cáncer, pero en 2001 hubo 603 muertes. La guerra de 2003 aumento exponencialmente estas cifras.

En una reunión para Afganistán del Tribunal Penal Internacional, llevada a cabo en Tokio, en diciembre de 2003, EE.UU. fue procesado por múltiples crímenes de guerra en Afganistán, entre ellos el uso de DU. Leuren Moret, presidenta de Científicos para los Pueblos Indígenas y de la Comisión Ambiental de la ciudad de Berkeley, atestiguó que los elementos radiactivos de las armas de uranio dispersados por el despliegue militar de EE.UU. en Afganistán generaron contaminación del aire, del agua y de las fuentes de alimentos, cuyos efectos serán padecidos en Irán, Paquistán, Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán, Rusia, Georgia, Azerbaiján, Kazakhstán, China y la India. Los países afectados por el uso de armas de uranio en Iraq incluyen a Arabia Saudita, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Turquía e Irán.

Los bombazos de uranio contaminaron el aire, el agua, el suelo y seres vivos y humanos, incluidos los invasores estadounidenses que regresan a casa enfermos.

La gente del mundo se ha familiarizado con la figura del "arma que fuma", tan estimada por los escritores de misterio y asesinato. Muchos piensan que una vez que se descubre el "arma que fuma" en cualquier misterio, llegó la hora para los "tipos malos". Tan sólo son deseos.

Las víctimas de "armas que fuman" son los sargentos Héctor Vega, Ray Ramos, Agustín Matos y el Cpl. Anthony Yonnone, todos de la "Guard Unit" 442° de Nueva York. Son los primeros casos confirmados de exposición a inhalaciones de uranio exudado del conflicto actual en Iraq. El Dr. Asaf Durakovic, profesor de medicina nuclear en el Centro de Investigación Médica de Uranio (http://www.umrc.net/) condujo las pruebas de diagnóstico. La historia fue publicada el 3 de abril de 2004 en el "New York Daily News". No hay tratamiento, ni hay curación. (http://www.nydailynews.com/).

Leuren Moret informó: "En mi investigación sobre el uranio empobrecido durante los últimos 5 años, la información que más perturba se refiere al impacto en los niños no-nacidos y en las generaciones futuras de los soldados de ambos lados que prestan servicio en las guerras de uranio empobrecido, y para los civiles que deben vivir permanentemente en las regiones contaminadas con radiactividad. Hoy, más de 240.000 veteranos de la guerra del Golfo están en inhabilidad médica permanente y más de 11.000 ya murieron. Se les ha denegado asistencia médica, efectuarles pruebas e indemnizarlos por las enfermedades relacionadas con la exposición al uranio empobrecido desde 1991".

Moret continúa: "Trajeron a casa el peor uniforme en sus cuerpos. En algunas familias, los niños nacidos antes de la guerra del Golfo son los únicos miembros sanos. Las esposas y los allegados femeninos de los veteranos de la guerra del Golfo han divulgado una condición conocida como "síndrome ardiente del semen" y ahora padecen internamente contaminación de uranio empobrecido introducido en el semen de los veteranos expuestos. Muchos reportaron enfermedades reproductivas como la endometriosis. En un estudio del gobierno de EE.UU., conducido por el Departamento de Asuntos de Veteranos, en el 67% de los bebés posteriores a la guerra del Golfo se encontraron defectos de nacimiento o enfermedades serias. Nacieron sin ojos (anophthalmos), oídos, o les faltaban órganos, piernas y brazos ausentes, dedos fundidos, daño en las tiroides u otras malformaciones de órganos".

Niño estadounidense nacido sin brazos, recién nacido iraquí sin encéfalo
Moret concluyó: "En Iraq es mucho peor. Incluso allí los bebés nacen sin los cerebros, los órganos está fuera del cuerpo o las mujeres dan a luz pedazos de carne. En los bebés nacidos en Iraq en 2002, la incidencia de anophthalmos fue 250.000 veces mayor (20 casos cada 4.000 nacimientos) que la ocurrencia natural, que es de un caso entre 50 millones de nacimientos. (Fotos en http://www.savewarchildren.org/exhibitPictures.html)".

La UMRC encontró uranio artificial en cráteres de bombas, arroyos circundantes y cuerpos de civiles expuestos al bombardeo de la coalición de los EE.UU. en Afganistán. Los civiles examinados presentaron los síntomas clásicos de contaminación interna por uranio, que comenzó después de la exposición al bombardeo. La presencia de uranio artificial en muestras ambientales y biológicas indica que los núcleos de los cabezales de las bombas "bunker buster" usadas en Afganistán fueron hechas de uranio.

El uranio es un elemento tóxico, radiológica y químicamente. Se ha demostrado clínicamente que causa varios tipos de cáncer y malformaciones congénitas (defectos de nacimiento). La contaminación interna de uranio es responsable de una variedad de problemas sistémicos y orgánicos de los sistemas humanos nunca considerados o estudiados como posible causa de la llamada "Enfermedad de la Guerra del Golfo" por los programas de salud del Departamento de Defensa o de los Veteranos. Los síntomas de contaminación interna por uranio entre civiles de Iraq y Afganistán son idénticos a los síntomas de los veteranos de EE.UU. y de la coalición que padecen la "Enfermedad de la Guerra del Golfo".

El Pentágono, o Departamento de Defensa (DD) interfirió la capacidad de la UMRC para manejar la publicación de sus estudios con un programa progresivo y persistente de falsa información de prensa contra la UMRC, utilizando su control sobre las concesiones de investigación en ciencia para refutar los resultados científicos y destruir la reputación de la UMRC, de su personal científico, de sus médicos y de sus laboratorios. La UMRC fue la primera organización de investigación independiente que encontró uranio empobrecido en los cuerpos de los veteranos de Estados Unidos, del Reino Unido y de Canadá de la Guerra del Golfo I. Posteriormente, después de la "Operation Iraqi Freedom" (Operación Libertad Iraquí), la UMRC encontró uranio empobrecido en el agua, el suelo y la atmósfera de Iraq, así como en las muestras biológicas proporcionadas por civiles iraquíes.

Los Estados Unidos, varios de sus socios de la coalición y sus aliados de la OTAN experimentan en los campos de batalla desde comienzos de los años 70, desplegando metales pesados químicamente tóxicos y radiactivos utilizados en varios tipos de balas, bombas y el núcleo del cabezal de los proyectiles. El polvo de uranio se recicla del tratamiento de nuevo combustible nuclear, después de que se haya mezclado con los residuos del reactor nuclear y el combustible pesado, para proveer a la industria manufacturera de armas no-fisibles.

El uranio es el excedente preferido entre todos los residuos de metales "balísticos" (por ejemplo, plomo, hierro, tungsteno) porque ofrece un conjunto de características metalúrgicas únicas: es un metal extremadamente denso pero dúctil (no frágil); es pirofórico (el polvo de uranio se quema espontáneamente en la temperatura ambiente); y el metal sólido de uranio entra en auto ignición a 76,7° C (170° F). El uranio tiene propiedades muy inusuales que no posee cualquier otro metal; "se afila a sí mismo" ("self-sharpening"), o sea, que cuando golpea un blanco a alta velocidad (1 km x segundo o 3.600 km/hora) erosiona y rompe de una manera que "realifla" continuamente su punta -bajo estas condiciones, las puntas o cabezas de proyectiles de todos los demás metales se aplanan rápidamente como hongos.

Estas características otorgar al uranio una eficacia superior como aleación penetrante en el cabezal de los proyectiles, capaz de practicar boquetes a la galvanoplastia de los blindajes más duros y resistentes, reteniendo su capacidad de penetrar a mayores distancias y a bajas velocidades en 15 % más que el metal alternativo más utilizado, el tungsteno. El uranio ardiente es difícil de extinguir y estalla al contacto con el agua.

El uranio mezclado con metales líquidos penetrantes, en las armas clasificadas llamadas "shaped charges" (cargas formadas) y "explosively formed penetrators" (penetradores formados explosivamente), especialmente diseñados para altas velocidades, puede agujerear hasta 6 metros de las estructuras de concreto super reforzado de un bunker. Las características de dureza (densidad), resistencia (ductilidad) y peso (sostenimiento del ímpetu) del uranio también lo hacen óptimo para el núcleo del cabezal de las robustas bombas penetrantes de tierra dirigidas a blancos subterráneos y cuevas.

Los grandes medios de EE.UU. y Canadá no demuestra ningún interés general en esta historia, abandonada al interés investigativo aunque la gran prensa europea muestra más interés en seguir su desarrollo. El NY Daily News del 5 de abril de 2004 cubrió los resultados de los estudios de la UMCR sobre los veteranos de EE.UU. de la Guerra del Golfo II. El DD mintió y engañó al público y a los veteranos en una tentativa de minar la significación de la historia. Hubo cobertura significativa de la prensa alternativa y de los medios de Internet.

La técnica de la cobertura consistió en conducir la historia para promover un debate entre el gobierno y los expertos independientes, donde el interés público fue más estimulado por la polarización de las publicaciones que por la verdad científica y médica. Las publicaciones fueron sistemáticamente confundidas y desinformadas por el gobierno, las agencias reguladoras de Naciones Unidas (WHO, UNEP, IAEA, CDC, DOE, etc.) y el sector defensa (militares, fabricantes y diseñadores de armas).

Esta es una historia impactante, puesto que sugiere que se lanzaron bombas nucleares experimentales alrededor de Kabul hacia el final de la guerra Operación Libertad Duradera. (-Significará "Radiación Duradera"?) -Y qué ha caído sobre Iraq?

La continuación de la investigación demuestra que todos estamos irradiados aquí en Estados Unidos, a un costo enorme para la salud pública. Sólo las tasas de cáncer demuestran que la mutación genética está aumentando rápidamente desde que se probó la primera bomba en Álamo Gordo, Nuevo México, en 1945. !Pero los efectos del bajo nivel de radiación han sido ocultados sistemáticamente a la visión pública!

En abril, después que los veteranos enfermos de la guerra actual no consiguieran ninguna ayuda del Pentágono, la madre de uno de los soldados acudió a los periódicos. Juan González, del New York Daily News, lanzó una investigación. El diario financió los estudios del Dr. Asaf Durakovic sobre nueve hombres, encontrándose que cuatro de ellos estaban contaminados con uranio. El News consiguió la atención de la senadora Hilary Clinton, de Nueva York, quien llevó a cabo una tele conferencia pero ...a Durakovic !no le permitieron participar!

Amy Goodman entrevistó más adelante a Durakovic en !Democracy Now!, durante el mismo mes no supo si fue gracias a mi historia. AlterNet rechazó la historia porque Juan Fahey, su fuente sobre el uranio empobrecido, no estuvo de acuerdo con ella. No sé de ningún otro medio importante que haya tomado la historia y no encontré tampoco ninguna referencia a cualquier crónica de González. La BBC y el Seattle Post Intelligencer lo cubrieron antes que yo.

Para aprender más sobre las armas de uranio hay que investigar en la web. Es un gran tema. Comienza con la Conferencia Mundial sobre Armas de Uranio efectuada en octubre pasado en Hamburgo: (http://www.uraniumweaponsconference.de).

La exposición en Power Point del Dr. Ali muestra las consecuencias más cruciales de la guerra Golfo Pérsico Uno - los bebés deformados. !También, el Ensamble WBW!

Women For a Better World (Mujeres por un Mundo Mejor) inició una campaña de información para educar al público sobre el uranio empobrecido, con énfasis en la contaminación de Eurasia central, especialmente a la gente joven que pudo ser llamada a unirse a los militares y a sus familias. Navegadores: Vengan a nuestro sitio web, para más información, y firmen una petición oponiéndose a esta figura por la misma razón (http://www.awakenedwoman.com/wbw.htm).

Fuentes de Proyecto Censurado:

URANIUM MEDICAL RESEARCH CENTER, Enero 2003 Título: "UMRC’s Preliminary Findings from Afghanistan & Operation Enduring Freedom" And "Afghan Field Trip #2 Report: Precision Destruction- Indiscriminate Effects" Autor: Tedd Weyman, UMRC Research Team

AWAKENED WOMAN, Enero 2004 Título: "Scientists Uncover Radioactive Trail in Afghanistan" Autor: Stephanie Hiller

DISSIDENT VOICE, Marzo 2004 Título: "There Are No Words.Radiation in Iraq Equals 250,000 Nagasaki Bombs" Autor: Bob Nichols

NEW YORK DAILY NEWS, Abril 5, 2004 Título: "Poisoned?" Autor: Juan González

INFORMATION CLEARING HOUSE, Marzo 2004 Título: "International Criminal Tribune For Afghanistan At Tokyo, The People vs. George Bush" Autor: Professor Ms Niloufer Bhagwat J.

Evaluador Académico: Jennifer Lillig, Ph.D.

Investigador estudiantil: Kenny Crosbie

Por Ernesto Carmona.
Consejero nacional del Colegio de Periodistas de Chile y secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (Ciap) de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap).

Tomado: Red Voltairenet.org
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...