20 nov. 2009

El Sáhara Occidental atenazado por Marruecos

Rabat ha expulsado a Aminatou Haidar, reconocida militante de los Derechos Humanos. Enésima demostración de fuerza contra los saharauis. Intimidaciones, confiscación de pasaportes, amenazas, arrestos, procesos arbitrarios... Desde 2005, inicio de la intifada pacífica en el Sáhara Occidental, Marruecos utiliza la represión contra los militantes de los Derechos Humanos en los territorios que ocupa ilegalmente desde 1975. El viernes 13 de noviembre , la activista saharaui Aminatou Haidar fue detenida, una vez más, a su llegada al aeropuerto de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, acompañada de dos periodistas españoles, y posteriormente expulsada en dirección a las Canarias (España) de donde provenía... "Titular de un documento nacional de identidad y de un pasaporte marroquí (...) Aminatou Haidar fue detenida por haber rechazado cumplimentar las formalidades de la policía", informó AFP. Galardonada con varios premios internacionales de los Derechos Humanos, entre ellos el de Coraje civil en 2009, y candidata al Nobel el año anterior, fue interrogada por doce agentes de la Seguridad marroquí por haberse atrevido a escribir en la ficha de entrada la mención Sahara Occidental. Una ofensa a "la integridad territorial de Marruecos", según Rabat, obligado sin embargo, a organizar un referéndum sobre la autodeterminación del Sáhara Occidental desde hace dieciocho años, como recomiendan numerosas resoluciones de la ONU. Aminatou Haidar, condenada a permanecer en España tras haber sido confiscado su pasaporte, ha iniciado una huelga de hambre en señal de protesta. Ella que ha conocido dos veces las prisiones marroquís y la tortura, no cesa de advertir sobre las graves violaciones de los Derechos Humanos de las que son víctimas los saharauis. Al igual que otros siete militantes, entre ellos Alí Salem Tamek, vicepresidente del Colectivo de defensores de los Derechos Humanos (Codesa), detenidos hace un mes, y amenazados con ser llevados ante un tribunal militar por haberse trasladado a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). Todos ellos son reconocidos como prisioneros de opinión por Amnistía Internacional, se arriesgan a ser condenados a la pena de muerte. En 2008, durante un coloquio en la Asamblea de la Unión Europea en París, Aminatou Haidar denunció la diplomacia de geometría variable de la U.E. que permanece muda en el tema del respeto a los Derechos Humanos cuando sus intereses económicos están en juego. Cathy Ceibe Traducción J.A. Pina Tomado de L´Humanité

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...