4 nov. 2009

Obama: “Sólo gestos simbólicos”...

Reforma del sistema financiero, de la sanidad, Afganistán, Irán… ¿Qué queda de las promesas de cambio de Obama un año después de su elección ? “Sólo gestos simbólicos”, explica Jhon R. MacArthur (1), director de “Harper´s Magazine”. Balance. HD.- Un año después de la elección de Barack Obama, ¿cómo ve los inicios de la presidencia ? Jhon R. McArthur.- Ha habido un cambio de tono, pero ante todo es una victoria de lo simbólico. Hasta el momento todos los gestos de Obama han sido simbólicos. Revisa la política de Bush pero sin cambios de fondo. En el asunto de las dos guerras, Afganistán e Iraq, la situación empeora. No va a retirar las tropas de Afganistán, al contrario, las va a reforzar. Y todavía no ha habido reducción de tropas en Iraq. Incluso los contratos con la terrible sociedad de seguridad privada Blackwater han sido renovados. En el tema de la reforma de la sanidad, la cuestión todavía no está decidida, pero la opción pública está ya completamente debilitada. Es probable que no haya una verdadera cobertura sanitaria pública capaz de competir con el sector privado.Por tanto todavía habrá niños, pobres, mayores que estarán mal asegurados con una póliza de seguro privado pero subvencionada por el Estado. En cuanto a la reforma del sistema financiero, sigue siendo lo simbólico lo que domina. Obama anunció que ellos iban a limitar los salarios y los bonus para los 25 cuadros dirigentes de grandes bancos y compañías de seguros, pero los miles de las otras están tranquilos. Toda esta casta de cuadros que casi ha llevado a nuestra economía a la ruina no ha sido castigada. Obama hace periódicamente grandes discursos, denunciando la avaricia de Wall Street, pero sus principales consejeros son todavía Lawrence Summers y Timothy Geithner, que estuvieron entre los arquitectos de la desregulación de la economía norteamericana en los años 90. HD.- Aunque simbólico, ¿este cambio de tono no ha tenido un efecto positivo en el mundo ? J.R.M.- Si hablamos de Irán, sí. Al no amenazar a Ahmadinejad, al tratarle como jefe de Estado, Obama le retira algunos de sus argumentos de propaganda. Dicho esto, cuando vi en el G20 de Pittsburgh enseñar el mapa de los laboratorios secretos de Irán, no pude evitar pensar en Bush y en Colin Powell en la ONU, esgrimiendo las pretendidas pruebas de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. Creo que Obama va a continuar insistiendo en el peligro que representa Irán, pero no creo que desencadene una nueva guerra. HD.- Entonces , ¿es algo más que un cambio simbólico ? J.R.M.- Sí y no, porque al mismo tiempo, su política ha incrementado su apuesta en Afganistán, lo que favorece el reclutamiento de terroristas por Al Qaida y constituye un regalo a Ahmadinejad para su propaganda, como a toda política que se nutre de la agresividad de EE.UU. HD.- Para usted, ¿Cuál ha sido el principal fracaso en el año transcurrido ? J.R.M.- La falta de reforma del sistema financiero. Obama tuvo la ocasión en febrero y marzo de cambiar el sistema : la gente estaba totalmente asustada y habría podido empujar a su partido, pero no lo hizo. Y mucho me temo que haya un relanzamiento de la locura especulativa de los años 90 precisamente porque las gentes de Wall Street y de la City no han sido castigadas. Saben que no tienen nada que temer. HD.- ¿Qué piensa del Premio Nobel de la Paz ? J.R.M.- Aquí también, estamos en un simbolismo, pero positivo. Es una manera de enviar un mensaje a Obama : no ataque Irán, no desencadene una nueva guerra. HD.- ¿Cuáles son los principales desafíos inmediatos ? J.R.M.- Por un parte Afganistán, la economía y el paro por otra. En los Estados Unidos, el consumo permanece muy débil. Todos los indicadores muestran que la recuperación es muy limitada. El paro continúa aumentando y va a superar el 10%. La cuestión es saber si Obama va a multiplicar las intervenciones públicas y gastar más dinero para luchar contra los efectos de la crisis o va a ceder ante los halcones anti-déficit. Cuando los republicanos provocaron un agujero enorme en el presupuesto (Bush era el campeón del déficit), no cesaban de acusar a Obama de ser demasiado derrochador, y es posible que al acercarse las elecciones de 2010, a mitad de su mandato, éste ceda. HD.- ¿Obama sigue siendo popular en los EE.UU. ? J.R.M.- Su popularidad ha bajado un poco, pero sigue siendo popular. Está muy dotado en términos de comunicación. Además, la memoria de Bush está todavía cercana. Muchos dicen también que hay que darle más tiempo. Es verdad, es mejor que tener a Bush en el poder pero eso no significa que Obama haga un buen trabajo. (1) Autor de “Une caste américaine” Editions des Arènes. 2008. Entrevista realizada por Charlotte Bozonnet Traducción J.A. Pina Tomado de L´Humanité

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...