23 may. 2011

Hoy no milito



Hoy les pido un favor personal. Permítaseme que hoy no milite. Ni haga un análisis político que intente ayudar a pensar. Ni siquiera que haga lo políticamente correcto.
Ni siquiera que hoy adopte la actitud de octubre de abrazar a una 13 quebrada por el resultado del plebiscito, y darle perspectiva.
Hoy no voy a ser el animal político que siempre esperan de mí. Mañana será otra historia.
Hoy voy a dejar salir todo mi dolor, desde las lágrimas que no pude contener, a pesar de considerarme un tipo duro.
43 años llevo peleando (mi primer plantón fue en el 68). Y a partir de mañana seguiré haciéndolo, lo prometo. Pero hoy no.
Tengo odios, tengo perdones. Pero los elijo yo, y no admito que los negocien en mi nombre.
Odio al fascismo, y estoy orgulloso de ello. Odio a los cobardes que torturaban a indefensos, odio a los asesinos de la gente más noble que tuvo la izquierda. Odio a quienes destruyeron a mi patria, odio a sus cómplices con sus mentiras y su historia falsa.
Y tengo perdones también. Porque jamás culpé a mi pueblo por resultados adversos.
Ni a un compañero que con honestidad piense distinto que yo.
Perdono un error, un agravio personal, y si quiero puedo perdonar a quienes me torturaron a MÍ.
Pero no tengo perdones en nombre de mis compañeros y compañeras masacradas en las cámaras de tortura fascistas. No tengo el derecho a ese perdón.
Hoy no milito porque anduvo por mi cabeza todo el día, la voz de Eduardo Bleier, al lado mío en la tortura.
Y veo la cara de Nuble Yic, muerto a mis pies.
Quien soy para perdonar a sus asesinos. Y quien es el Sr. Presidente para perdonar en su nombre.
Hoy no milito porque tengo un dolor inmenso, que me parte el corazón.
Hoy solo voy a estar, con mi compañera, en la marcha, junto a las viejas.
Y las voy a acompañar, no a “buscar huesitos”. Vamos a estar buscando el alma verdadera de la izquierda. Voy a compartir la dignidad, la justicia y la verdad.
Hoy no milito, porque no me interesa discutir si la ley que no salió
, era jurídicamente la mejor solución. Hoy no milito porque me horroriza la hipocresía de algunos dirigentes del FA. Me espantan los Caballos de Troya. Y hago penitencia por haber dejado el hueco por el que se hicieron fuertes.
Quizás tampoco milite hoy, porque también tenemos (siempre somos nosotros los que la tenemos) la responsabilidad de buscar salidas que proyecten hacia delante, que miren el futuro con ojos unitarios y de izquierda, (noten que no digo progresistas).
Mañana, me volveré a transformar en lo que siempre fui, un luchador, porque además mi hijo de 25 años, se puso al viejo al hombro, y me dio para adelante.
Un abrazo a todos y todas. No importa en qué posición estén respecto del proyecto de ley. Ese no es el tema. Yo se que todos Uds. son la mejor gente
Y aclaro por las dudas, que no hay sentimiento de venganza en todo esto. Soy de la teoría de que la democracia tiene una deuda impagable con la izquierda, a partir de que no hubo UN SOLO ACTO DE VENGANZA, ni siquiera de un loco suelto, contra ningún torturador, pese a ser miles y miles los torturados.
Nos vemos a las 19, y hasta mañana.
Nelson


P/S Escrito el 20 de mayo de 2011

Nelson García / Uruguay

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...