10 sept. 2011

El enviado israelí deja El Cairo tras el ataque a la embajada



Cientos de egipcios entraron en el edificio de la misión de Israel en El Cairo y tiraron documentos de la embajada y la bandera nacional israelí por las ventanas, mientras la televisión estatal dijo el sábado que el embajador, su familia y su personal habían sido trasladados a su país en avión. En la imagen, manifestantes egipcios se enfrentan con policía antidisturbios frente a la embajada de El Cairo, el 10 de septiembre de 2011. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Israel repatrió el sábado a su embajador después de que los egipcios entrasen en el edificio que alberga la misión israelí en El Cairo, arrastrando al gobierno militar de Egipto a su mayor crisis diplomática desde que reemplazó al régimen de Hosni Mubarak.
Tres personas murieron y 1.049 resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes y policía, según el Ministerio de Salud.

Estados Unidos, que ha entregado miles de millones de dólares en ayuda militar a Egipto desde que firmó la paz con Israel en 1979, instó a El Cairo a proteger la embajada israelí después de que varios manifestantes lanzaran por las ventanas documentos de la misión y una bandera del país vecino.

"Nuestra dignidad ha sido restaurada", dijo Mohi Alaa, de 24 años, que protestó durante la madrugada, hablando cerca del lugar de los enfrentamientos, donde se veían trozos de cemento y casquillos de bala en el suelo.

"No necesitamos el dinero de los estadounidenses", afirmó, reflejando la creciente disposición de los egipcios a expresar su enojo y frustración con Israel por tu trato a los palestinos tras décadas de relaciones oficiales pragmáticas.

La policía utilizó gas lacrimógeno y disparó al aire en un esfuerzo por dispersar a la multitud. Los manifestantes incendiaron al menos dos vehículos policiales cerca de la embajada, situada en los pisos superiores de un bloque de apartamentos con vista al Nilo.

Uno de los tres muertos estaba en el cercano hospital de Aguza, donde un reportero de Reuters vio un cadáver con el pecho perforado.

Al amanecer, cerca de 500 manifestantes permanecían en el lugar y unos pocos lanzaron piedras a la policía, a vehículos y personal del Ejército. Pero la policía los alejó gradualmente y logró asegurar la zona.

Se trata del segundo gran brote de violencia en la embajada desde que cinco guardias fronterizos murieran el mes pasado a manos de soldados israelíes durante una operación contra hombres armados. Ese incidente llevó a Egipto a amenazar brevemente con retirar a su embajador.

Israel ha evitado disculparse, señalando que aún investiga las muertes de los egipcios, que se produjeron en una operación contra hombres armados que habían matado a ocho israelíes.

EMBAJADOR EVACUADO

El embajador israelí Yitzhak Levanon, personal de la misión y miembros de su familia llegaron a su país el sábado, pero un diplomático se quedó en Egipto para mantener la embajada, dijo un funcionario israelí.

La televisión estatal indicó que el primer ministro egipcio, Essam Sharaf, dirigió una reunión de emergencia del gabinete de crisis y después visitó al mariscal de campo Mohamed Husein Tantawi, que dirige el consejo militar que gobierna Egipto desde la dimisión de Mubarak el 11 de febrero. La televisión indicó que el consejo militar había rechazado la oferta de Sharaf de dimitir de su cargo.

Israel ya está envuelto en una amarga disputa con Turquía, que solía ser el más cercano de sus pocos aliados musulmanes, debido al trato que reciben los palestinos.

Los generales egipcios, presionados para que entreguen el poder a los civiles más rápido, deben equilibrar las peticiones públicas de que tenga una política exterior más decidida hacia Israel al tiempo que mantiene unos lazos que le suponen la entrada de efectivo y equipo militar estadounidense de alta calidad.

Con Mubarak, los egipcios nunca pudieron mostrar una hostilidad semejante ante Israel sin una aplastante respuesta de seguridad.

Los lazos de Egipto con Israel, aunque nunca han sido muy cordiales, fueron un pilar de la política exterior de Mubarak y respaldaban su posición de que era un mediador regional. Mubarak se reunía regularmente con autoridades israelíes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a Egipto que "honre sus compromisos internacionales" y proteja a la misión israelí después de que varios manifestantes, que habían estado protestando en la plaza Tahrir para presionar por un calendario de reformas y poner fin a los juicios militares contra civiles, destruyeran la muralla que protegía el edificio.

Un diplomático israelí dijo que el embajador, el personal y su familia habían vuelto a casa en un avión, y un segundo avión había llevado a seis empleados de seguridad de la embajada que habían quedado protegiendo la delegación, a salvo de la multitud sólo por una puerta blindada hasta que el Ejército egipcio les sacó.

"El hecho de que las autoridades egipcias actuaron en definitiva con determinación es loable. Dicho eso, Egipto no puede dejar impune este duro golpe al tejido de las relaciones con Israel y la burda violación de las leyes internacionales", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un comunicado en el que agradeció su papel a Washington.

El primer ministro británico, David Cameron, condenó el ataque a la embajada e instó a las autoridades egipcias a "cumplir sus responsabilidades de acuerdo a la Convención de Viena para proteger la propiedad y el personal diplomático".

El Cairo / Reuters

Tomado: La Información.com
Artículos relacionados:
Manifestantes egipcios atacan la Embajada israelí y roban su bandera
Un comando egipcio rescató a seis soldados israelís de la Embajada
Egipto se compromete a respetar sede diplomática israelí en El Cairo

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...