31 oct. 2010

Purga social europea




Tratado de Lisboa: Corset Neoliberal


¿Cuántas veces nos han dicho los defensores del Tratado de Lisboa, con altanería y suficiencia, que el texto era tan sagrado que era intocable ? ¡Intocable ! Evidentemente, si se trata de incluir el mínimo progreso social y democrático. Ahora, he aquí que de pronto el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno emprende un proceso para modificar el tratado, para que sea todavía más un instrumento para aplicar sacrificios multiplicados por diez a los pueblos.

Decide perpetuar los fondos llamados de "estabilidad financiera" y, decisión gravísima, ponerlos bajo la tutela del FMI. Estos fondos se utilizaban hasta el momento sólo para poner el dinero público sobre la mesa – 440 mil millones de euros por ahora - para permitir a los Estados, saqueados por los recortes de impuestos sobre el capital y las tasas de intereses bancarios usurarios, pagar a los bancos que las practican, sin dejar de bajar los impuestos a los ricos y practicando verdaderas purgas sociales a los demás. A las medidas en curso, como el desmantelamiento de los sistemas de pensiones, el bloqueo o la reducción de la remuneración del trabajo, el aumento de los impuestos indirectos, la reducción de empleo en el sector público, las privatizaciones en todos los países europeos, se va a añadir la violencia de nuevos planes de gran austeridad.


La modificación del Tratado de Lisboa, a iniciativa de la Sra. Merkel y el Sr. Sarkozy está diseñada para permitir a la Comisión en Bruselas y el Consejo Europeo constituirse en la policía de la puesta en marcha de programas de empobrecimiento de los pueblos y en tribunal de aplicación de los castigos. Éstos tomarán la forma de recortes en los presupuestos nacionales y en la suspensión del derecho a voto en el Consejo Europeo a los Estados considerados culpables. El texto aprobado prevé explícitamente que los países que emprendan planes de desmantelamiento de los sistemas de pensiones serán recompensados. Esto no es más que un golpe de Estado en frío de las instituciones de la UE no elegidas al servicio de la dictadura de las finanzas.´

Los hechos de la Comisión Europea de estas las últimas horas son muy significativos. Pide al gobierno francés ampliar el escudo fiscal a los residentes extranjeros. ¡Todo un símbolo ! Proyecta la creación de un fondo de pensiones europeo para las pensiones por capitalización. Esto clarifica todavía más la ley Sarkozyista contra las pensiones. La Comisión quiere reducir el presupuesto de la Unión Europea. Estos son los símbolos puros y duros de la Europa antisocial y autoritaria. El rechazo del Tratado Europeo de 2005, es hoy más que ayer, el rechazo a la Europa del capital contra el trabajo, que se expresa en el gran movimiento social en Francia. Movimiento que no está aislado. También se está desarrollando en España, Portugal, Italia, Grecia, Rumania, tras la manifestación europea del 29 de septiembre en Bruselas.


 
Esta solidaridad de los pueblos contra la Europa autoritaria, antisocial, debería crecer. Arraigar en cada país contra esta guerra social, los movimientos sociales reclaman un cambio radical en los Tratados de la UE. Puesto que el propio Consejo Europeo declara que se puede cambiar ahora el de Lisboa, aprovechemos la oportunidad para una Europa social, unida, democrática y ecológica.

Pueblos de todos los países europeos unámonos. Juntos, doblegaremos a la pequeña camarilla de las instituciones europeas que está al servicio exclusivo del poder del dinero.

¡Pueblos europeos, unámonos !

Patrick Le Hyaric

Tomado: L`Humanité

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...