7 jul. 2011

Cada muerto cuenta


 Flotilla de la Libertad II  Gernika

Pese a lo que pudiera parecer, precisamente por el interés de algunos en que lo parezca, la Flotilla de la Libertad II no se ha rendido y sigue rompiendo el bloqueo. Lo hace desde Creta, defendiendo el Gernika ante posibles ataques; desde Atenas, donde un grupo de activistas sigue encerrado en la Embajada española; y desde diferentes territorios del estado español y de otros lugares del mundo, donde los distintos grupos de apoyo a la iniciativa “Rumbo a Gaza” luchan por movilizar a militantes y simpatizantes contra la situación de excepción que se está viviendo en el Mediterráneo.

Sólo un barco francés ha conseguido por el momento burlar las trabas y llegar a aguas internacionales: en él, estandarte de la Dignidad como su propio nombre indica, están puestas hoy nuestras miradas. En él, y en la respuesta que se consiga con el encierro de nuestros compas en Atenas, que pretenden obligar al gobierno español, no sólo indiferente ante el atropello de nuestros derechos sino cómplice del mismo, a pedir una restauración de la ley marítima que haga posible que nuestro barco vuelva a navegar libremente. Debemos además tener en cuenta que activistas canadienses, griegos y estadounidenses siguen protestando de diferentes maneras ante el gobierno griego (un peón más comprado por Israel que nada tiene que ver con el pueblo griego, el cual ha demostrado con su lucha ser todo un ejemplo…). Por todos ellos y por todas ellas, insisto en que ahora más que nunca, y a pesar del verano, debemos tomar consciencia de la situación política a la que nos enfrentamos. Desde el Gernika, os aseguro que la lucha continua y que la Flotilla internacional terminará horadando el bloqueo impuesto por Israel. Porque el enemigo es poderoso pero David ganó la batalla. Y porque mientras peleamos contra Goliat, ayer en la franja de Gaza un misil israelí asesinaba a dos palestinos y hería gravemente a otro.

Decía esta mañana Edorta, uno de los pasajeros que resiste en el barco y con quien tengo la suerte de compartir horas y charlas, que en la Revolución “cada muerto obliga”, y en este caso, son muchos y muchas las víctimas palestinas que nos obligan a seguir luchando, aunque no seamos mártires ni heroínas y aunque la batalla tenga que traspasarse a nuevos escenarios.


María Pulido desde la II Flotilla de la Libertad

Tomado: La República.es

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...