3 may. 2009

Heroínas rusas defienden verdad y memoria histórica

La victoria sobre el fascismo en 1945 y la verdad alrededor de "vencidos y vencedores" en la Segunda Guerra Mundial alientan hoy como cada año posiciones de firmeza en defensa de la memoria histórica. Fue una historia muy difícil, escrita con páginas de heroísmo y la sangre de millones de seres humanos en defensa de la patria y de Europa, sostuvo la octogenaria veterana y piloto Nadezhda Popova durante un encuentro entre sobrevivientes de la guerra.
Popova recordó que en territorio europeo descansan los cuerpos de miles de combatientes soviéticos que participaron en la liberación del continente.
Llamó a no permitir intentos de falsificación de la verdad histórica sobre la Gran Guerra Patria (1941-1945), de la Segunda Guerra Mundial y del papel del Ejército Rojo en la liberación contra el fascismo en el Viejo Continente.
Nuestro pueblo, las jóvenes generaciones, deben enorgullecerse de ello y no permitir que se tergiverse la verdad, asintió la también Héroe de la Unión Soviética y comandante de escuadrilla con 850 vuelos de combate en la línea enemiga.
Según la veterana, acompañada hoy de siete discípulas del regimiento femenino 46 de pilotos de asalto y bombarderos, insistirán con el nuevo presidente, Dmitri Medvédev, "para que dejen la historia tal como fue y es, y llegue la verdad a niños y a jóvenes".
Reivindicó la memoria histórica como el soporte de los pueblos, la garantía de supervivencia, que unida a la continuidad generacional salvan a la civilización de una desaparición.
En cumplimiento de una promesa aún en tiempos de la guerra, pero con el sueño de la victoria, las integrantes de la Guardia 46 del antiguo regimiento de aviación de Taman, acuden cada 2 de mayo a una cita con la historia en la plaza moscovita del Teatro Bolshoi.'
Aunque con más de 80 años y dificultades para andar, llegan puntuales para recibir el homenaje de familiares, activistas sociales, comunicadores y admiradores de las hazañas del único regimiento de mujeres que combatió en aviones cazas y bombarderos ligeros.
Viven todavía 30 de las 115, bautizadas por los alemanes como las brujas nocturnas, que con vuelos rasantes, "noche a noche no le dábamos descanso al enemigo", rememoró Popova.
Conocimos el miedo como cualquier ser humano, pero estábamos conscientes de las tareas asignadas y de que nuestras misiones eran un decisivo apoyo a las tropas en tierra, significó la veterana.
En este 2 de mayo recibieron puñados de claveles de cientos de admiradores Popova y otras dos Héroes de la Unión Soviética, Nina Raspopova y Pasco Evdokia, junto a sus entrañables compañeras de regimiento Glaba Ryzhkova, Tatiana Maslennikova y Nina Buzina.
En la despedida, Prensa Latina comprobó la inquebrantable voluntad de cumplir la promesa de regresar a la explanada del Teatro Bolshoi mientras alguna de ellas exista.
Odalys Buscarón Ochoa
Tomado: Prensa Latina

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...